'Top five' de barras de labios para tus besos de verano

Toma nota de nuestros preferidos para estos meses de calor y de nuestros cinco consejos para sacar partido a tu carmín

La barra de labios está de aniversario. Hace unos días, celebramos su cumpleaños número 100. Una cifra que bien merece una celebración. Y más aún si lo es de uno de los cosméticos más femeninos e icónicos del neceser de cualquier mujer.

besos-VER GALERÍA

Y nosotros no nos queríamos quedar atrás y por eso, qué mejor homenaje al carmín de labios que recomendándote nuestro top five, con las cinco barras de labios que nos han conquistado por uno u otro motivo este verano. Para que aciertes con tus besos de verano… ¿seductor, verdad?

barras-labios-VER GALERÍA

1. Guerlain Rouge Automatique Hydrating Lasting Lip Color en tono Fluo Stiletto. ¿Por qué nos gusta? Por su cómodo formato y por su tono rosa tan favorecedor en los meses de verano.
2. Rouge Coco Shine, de Chanel, tono Insoumise. ¿Por qué nos gusta? Es uno de los renovados tonos de esta barra de labios mítica.
3. Shine Lover, de Lancôme, tono 321. ¿Por qué nos gusta? Presume de ser un labial con efecto buena cara, que da ese tono de labio mordido ideal en verano.
4. Shine Lipstick de Dolce & Gabbana Make Up, en tono In light blue. ¿Por qué nos gusta? Además de por su inconfundible aroma, por su atrevimiento, al plantar cara a los rouge clásicos... ¡sí, es azul!, tal vez un tono algo frío, aunque al aplicarlo quede un matiz de brillo perlado.
5. Dior Addict Tie Die en tono Cosmic Pink. ¿Por qué nos gusta? Por su juego en dos tonos. De una sola pasada, los matices y las texturas se funden para vestir los labios de un sutil efecto tie&dye.

Y al igual que te damos pistas con nuestros favoritos para el verano, queremos darte también cinco 'tips' infalibles para que saques partido a la barra de labios. ¡Apunta!

1. Labios preparados. No puedes tener un buen resultado si el 'lienzo' no está perfecto. Nos explicamos: para que quede impecable durante largas horas, los labios deben de estar perfectamente hidratados, jugosos y uniformes. "Yo suelo recurrir a mi método particular: dejo sobre los labios un algodón empapado en agua caliente. Cuando se enfría, coloco otro caliente y así sucesivamente hasta que los pellejos estén blandos. Sólo entonces masajeo los labios con el dedo, con movimientos circulares. Todas las pieles son arrastradas sin dolor ni irritación. Nunca se debe tirar de las pieles para evitar el sangrado. A continuación, realizo otro masaje, esta vez con el bálsamo labial. Dejo actuar el producto mientras maquillo el resto del rostro", explica Junior Cedeño, maquillador de Dior en España.

2. Definir la forma. Para definir el labio, una buena opción es perfilarlo partiendo de las comisuras hacia arriba y hacia abajo. A continuación, se difumina con la ayuda del pincel. Eso sí, norma básica: usa un perfilador en el tono más parecido al rojo de labios que se vaya a utilizar. Un truco: si al trazar la línea con el perfilador no se desliza suavemente, caliéntalo con la mano para que se ablande un poco. Además, nunca ¡nunca! perfiles tus labios por fuera. El objetivo del perfilador es delimitar el contorno del labio y ha de ser del mismo tono del labial, no más oscuro, una especie de 'frontera invisible'.

3. Doble capa. Uno de los mejores consejos es unir para vencer, cuando realizamos doble capa de color en el labio conseguimos con ello doble resistencia y duración. Así lo explica Aitor Cuni Cruz, maquillador oficial de CK One Color, que nos ha revelado un secreto infalible para que nuestro rouge de labios esté siempre impecable: utilizar un perfilador del mismo color que la barra para no sólo perfilar los labios sino rellenar toda la superficie como si de un labial se tratase. "Así conseguiremos una primera capa intensa de color en la que, a continuación, aplicaremos otra nueva capa de color con nuestro labial. Con ello no solamente lograremos mayor resistencia, sino que también evitaremos errores, facilitando una aplicación más cómoda de la barra, ya que inicialmente el perfilador ha hecho el trabajo más difícil de dibujar y proporcionar un diseño elegante en el labio", explica.

4. Mejor con las manos. Además, Junior revela que para que quede más fijado, es mejor aplicar la barra de labios con la yema del dedo, "apretando con toquecitos para sellar el pigmento de la barra sobre el labio". Con esta técnica, el resultado será más intenso, más vivo y más duradero. Para que te dure más la barra de labios, aplícalo siempre con un pincel. Además, es fundamental que apliques el color con los labios bien hidratados, sin pellejitos. Otro buen aliado es el pincel.

5. Y un último truco: la barra de labios puede ser buena aliada si quieres darle un toque de buen color a tus mejillas. Es un truco que bien conocían nuestras abuelas, recurrir al carmín como rubor. Si no tienes un blush a mano para retocarte o para dar un toque saludable a tu rostro, recurre a tu pintalabios, eso sí, de una forma muy sutil, difuminando bien para conseguir un toque de color. ¿Te atreves a probar?

Más sobre

Regístrate para comentar