Depilación de cejas con hilo: todo lo que debes saber sobre este método

Si estás buscando la técnica más eficaz para conseguir un diseño de cejas perfectos deberías considerar el hilo como una de las principales opciones, descubre cómo se realiza y cuáles son sus ventajas e inconvenientes

La depilación de cejas es un paso fundamental para dotar de expresión a tu rostro, por ello es importante valorar las diferentes opciones de las que dispones para conseguir un diseño acorde a la forma de tu ojo y sobre todo, a tus gustos. Tanto si escoges un diseño fino como si te decantas por unas salvajes y pobladas habrá vellos que retirar y la depilación con hilo se postula como una de las mejores alternativas a las clásicas pinzas. ¿Quieres saber en qué consiste esta técnica? Toma nota de los pasos a seguir y conoce las ventajas de este procedimiento.

Así es la depilación con hilo

Antes de comenzar con este siempre incómodo proceso puedes optar por envolver unos hielos en un trozo de tela y ponerlo sobre tus cejas, así lograrás adormecer la zona y sentirás menos los tirones. Una vez estés lista es momento de empezar a depilar y para ello debes, previamente, usar un lápiz para dibujar el diseño que deseas lucir marcando así el camino a seguir, evitarás depilarlas en exceso o crear pequeñas calvas.

hilo-1zVER GALERÍA

Necesitarás hilo de coser con alto contenido en algodón, esto permitirá sujetar mejor los vellos de las cejas evitando que se resbalen o se desenganchen. Corta una tira de unos 30 cm aproximadamente, después ata los extremos formando un círculo y enróllalo varias veces por la mitad para formar una especie de reloj de arena. Mete una mano por cada hueco y ábrelas y ciérralas para hacerte con el control del hilo. Para arrancar el vello ubica el centro retorcido sobre los pelos que quieres quitar, tienes que poner los dedos firmemente en el aro con el pulgar y el dedo índice en ambos extremos. Cierra la mano que controla el centro y abre la otra mientras lo hagas, ves deslizándolo contra tu piel de forma lenta y firme y siempre en el sentido opuesto al crecimiento del pelo. Las esquinas del centro retorcido atraparán los vellos y los quitarán a medida que abras y cierres las manos. Aunque te parezca algo lioso una vez estés puesta verás lo sencillo que puede resultar con cierta práctica.

Ventajas e inconvenientes de este método

  • Una de sus ventajas es que si tienes maña será una opción muy económica ya que podrás hacerlo tú misma en casa y con un rollo de hilo que compres tendrás para depilarte años. Además es mucho más higiénica ya que usas un hilo nuevo en cada depilación. Por el contario si usas las pinzas tendrás que limpiarlas bien cada vez que las uses para evitar infectar la zona.
  • La piel que rodea los ojos es mucho más fina y delicada que la del resto del rostro, por ello es fundamental escoger una técnica que la dañe lo menos posible. A diferencia de la cera y las pinzas, la depilación con hilo es un procedimiento mucho menos traumático para tu piel y que, además, no daña los folículos pilosos.  
  • Se trata de una opción muy precisa, rápida y mucho menos dolorosa que, por ejemplo, la cera.
  • Como único inconveniente a señalar es que este método debilita el pelo y por tanto si tienes las cejas poco pobladas no será útil ya que podrías perder más vello del que te gustaría.

hilo-2zVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar