Así deberías utilizar el iluminador a la hora de maquillarte

Si lo que buscas es darle un toque de brillo y luz a tu rostro no existe nada mejor para ello que el iluminador, descubre cómo escoger y aplicar este cosmético para sacarle el máximo partido.

El iluminador es uno de esos productos sin los que ninguna mujer debería vivir porque este cosmético te permite cambiar por completo, siempre y cuando lo apliques de forma correcta, tu beauty look. Aportar un toque de luz y brillo en tu rostro es posible y muy sencillo, así como combatir los signos del estrés y el cansancio, solo necesitarás 5 minutos para conseguirlo. Descubre las diferentes texturas que puedes encontrar en el mercado y apunta estos trucos para sacar el máximo partido a este producto.

los trucos del iluminador VER GALERÍA

Cómo escoger y aplicar el iluminador

Empecemos por el principio, ¿qué es un iluminador? Se trata de un producto que contiene determinadas partículas que atraen la luz de manera que la piel se ve más luminosa y llena de vida, es decir, con este producto podrás aportar luz a las zonas de sombra de tu rostro y ¿cuáles son? El hueco de la barbilla, el exterior del ojo y el espacio entre la ceja y la caída del párpado (utilizado aquí conseguirás ampliar la mirada e incluso provocar el efecto visual de levantamiento de párpado) Si además quieres conseguir un acabado de lo más favorecedor aplícalo alrededor de los ojos, en lo alto de los pómulos y en el arco de cupido (y si quieres darle volumen a tus labios dibuja una línea que siga el trazo del arco)

Debes tener mucho cuidado a la hora de usar este producto en la zona de los ojos ya que mal aplicado te puede hacer parecer un oso panda. También debes evitar usarlo en arrugas o líneas de expresión evidentes ya que lo único que lograrás es ensalzarlas y ¡ojo! con las cantidades, no te excedas. Un truco: si quieres darle un punto extra de luminosidad a todo tu rostro mezcla una pequeña cantidad de iluminador fluido con la base de maquillaje, ¡te verás genial!

Existen diferentes texturas en el mercado entre las que podrás escoger aquella que más se adapte a tu tipo de piel: los más usados por las mujeres son aquellos que son fluidos, líquidos, sobre todo por su versatilidad pero engrasan más la piel por lo que no son buenos para aquellas que tienen la piel grasa. Nota: para esparcir de forma correcta este formato usa la yema de los dedos. ¿Piel grasa? tu mejor opción son los polvos, y si, además, eres de las que no utilizan sombras de ojos te servirá para iluminar ligeramente el párpado superior. Existe una tercera variedad, formato lápiz, idóneo para ajustar la precisión en zonas del ojo. No olvides apostar por lápices y brochas de calidad para conseguir un acabado perfecto.

iluminadores para aportar luz a tu rostroVER GALERÍA

Pero si hay algo fundamental es escoger el tono adecuado, es decir, aquel que se asemeje más a tu color de piel, solo así conseguirás un acabado natural, si te equivocas puedes obtener el efecto contrario y resaltar todas las imperfecciones ¿Tienes la piel muy blanca? Escoge un color champán para lograr un acabado perfecto, si tienes un tono medio escoge los dorados y rosados, son ideales para dar un aspecto saludable a tu rostro y si es oscura usa un beige ¿Has apuntado todo? ¡Pasa a la acción!   

Más sobre

Regístrate para comentar