Cómo limpiar (bien) tus brochas de maquillaje según los gurús de la belleza

Los favoritos de Selena Gómez, Bella Hadid o Megan Fox tienen su propio método y aseguran el éxito de cualquier 'beauty look'

Detrás de un maquillaje impecable hay un profesional que trabaja con minuciosidad. Y todos coinciden: sus herramientas de trabajo son tan importantes como las técnicas que emplean. Cuidar los pinceles no solo asegura conservarlos mejor, también que estemos invirtiendo en la belleza de nuestra piel. Hung Vanngo, make up artist de cabecera de Selena Gómez y Ana de Armas, no concibe terminar una sesión sin limpiar sus pinceles. Para limpiar los cepillos, el hombre de confianza de numerosas actrices y cantantes, asegura ser lo más escrupuloso posible en este sentido. Tanto que acude a tiendas de arte y de pintura para comprar sus productos de higiene. ¿Cómo los limpia?

selena_z

VER SHOPPING: pinceles y brochas más limpios en 8 pasos

En su caso, los sumerge en agua y después, usa pañuelos de papel para absorber la mayor parte del líquido y los deja reposar en una toalla. Para los cepillos de labios que son más fuertes y los pinceles que utiliza para el contouring y las sombras o pigmentos más densos, utiliza un limpiador que elimina incluso el acrílico llamado "The Masters" Brush Cleaner and Preserver". Pero no es el único gurú que tiene su propio ritual de limpieza. 

Por su parte Tom Pecheux, uno de los favoritos del diseñador de Balmain, Olivier Rousteing, y maquillador de confianza en el desfile de Victoria's Secret, utiliza jabón de Marsella, mientras que Mario Dedivanovic, el encargado de embellecer aun más a celebrities como Megan Fox, recurre a un producto de supermercado, el champú de bebé Johnson's.

mario_z

Aquí en España, David Rodriguez, formador de Clarins España, asegura que lo primero que debemos tener en cuenta es la calidad de las brochas, dependenerá de si el pelo es artificial o natural. "El natural es más complicado ya que los jabones y desinfectantes, si son fuertes, pueden dañarlos". Lo mejor es preparar una solución jabonosa con agua y champú o detergente". Sus tres máximas:

- El agua, tibia. "Nunca caliente, para no dañar las fibras o los adhesivos, y siempre con las fibras hacia abajo y sin mojar por encima de la línea del pelo, de modo que la humedad no penetre en la virola (sujeción metálica de la brocha) ya que esto puede producir problemas de óxido y otros daños", apunta Patricia González, de Maquillalia.

- Con el fin de no estropear las fibras, se ha de frotar siempre con el jabón a favor del pelo, nunca en contra, para no producir deformaciones.

- Sécalas boca abajo y al aire. "Si las fibras escurren humedad hacia el interior de la brocha es altamente perjudicial, debilitan los adhesivos que sujetan las propias fibras, produce oxidación e incluso problemas de moho en casos persistentes", advierte la experta de Maquillalia. Además de todo lo anterior, la forma de la brocha se conservará mejor y evitaremos la deformación progresiva de las fibras.

VER SHOPPING: pinceles y brochas más limpios en 8 pasos

backstage_z

¿Cada cuánto tiempo hay que limpiar las brochas?


Los expertos que trabajan a diario cumplen la rutina de limpieza diaria, pero si apenas te maquillas, el tiempo máximo recomendado es cada 10 días aproximadamente. Y con mayor frecuencia, las brochas que utilizas para productos fluidos. De esta manera conseguirás que tus brochas duren más y que estén siempre suaves en contacto con la piel.

Otra manera muy sencilla y económica de lavarlas consiste en elaborar un jabón a base de aceite esencial de coco y aclararlas con delicadeza, eso sí, sin dejar que se moje el mango. Por otro lado, existen en el mercado numerosos desinfectantes y jabones específicos para brochas, pero tenemos que tener cuidado siempre con el secado y la posición que se utiliza para el mismo.

Más sobre

Regístrate para comentar