Sedentarismo, mala alimentación y escasa hidratación son los responsables de promover el desarrollo de flacidez en las piernas de las mujeres. Sin embargo, antes de someterse a cualquier rutina intensa de ejercicios es necesario realizarse exámenes médicos y buscar la asesoría de un entrenador profesional para que amplíe detalles sobre su frecuencia cardiaca o biomecánica. El instructor Alberto Murillo habla incluso de ejecutar un calentamiento previo de al menos 12 minutos. 

"La siguiente rutina de ejercicios puede ejecutarse en promedio tres veces por semana y días no consecutivos. De cada uno de los cinco ejercicios se deben cumplir cuatro series de 15 repeticiones", añade el entrenador y maratonista costarricense. 

EJERCICIO 1: Sentadillas. Se involucran los cuádriceps, bíceps femoral, glúteo mayor y erectores de la columna vertebral. El movimiento consiste en simular la mecánica de sentarse y subir de nuevo. Siga como referencia las típicas sentadillas que ya conoce. ¡Son las mismas! 

EJERCICIO 2: Tijera o desplante. El movimiento que realiza es una flexión simultánea con la  rodilla. Coloca una pierna al frente y la otra atrás hasta formar dos ángulos rectos. Mantenga en todo momento la espalda recta; ejecute repeticiones con ambas piernas.

EJERCICIO 3: Glúteos en el piso:  En este movimiento se estimula  al glúteo mayor y el bíceps femoral o hamstrings. La ejecución consiste en apoyar el cuerpo en los antebrazos. Posteriormente eleve la pierna y baje hasta la línea de la columna vertebral. (Ver figura 1 de la galería). 

EJERCICIO 4: Glúteos piso simultáneo:  Coloque el cuerpo en posición horizontal y con los glúteos contraídos eleve suavemente ambas piernas hacia arriba y luego bájelas sin que los pies hagan contacto con la superficie. (Ver figura 2 de la galería).

EJERCICIO 5: Abductores en el piso:  El beneficio fundamental va dirigido a los músculos abductores de las piernas y al glúteo medio; consiste en adoptar una posición horizontal en la que se apoya de los costados y de ahí eleva la pierna a un ángulo de  60 grados como máximo y baja 10 centímetros antes de tocar el piso.

Más sobre

Regístrate para comentar