Un horno de más de 200 años sigue produciendo pan de forma totalmente artesana