Eurovegas quiere ampliar con un carril más la A-5

La empresa de Sheldon Adelson baraja la posibilidad de reestructurar algunas vías como la carretera de Extremadura

Asier Martiarena

Las Vegas Sands, la empresa que quiere poner en marcha en Madrid el proyecto de Eurovegas, se ha interesado por conocer la posibilidad de ampliar con un carril más la Autovía del Suroeste (A-5), de competencia estatal y conocida popularmente como Carretera de Extremadura, a su salida de la capital.

Así lo han confirmado fuentes cercanas a la negociación que suman esta petición a la lista de sugerencias ya existente. En ella se encuentra, tal y como confirmó en su día el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Lluís Recoder, la de cambiar de lugar el Aeropuerto de El Prat y derribar el campo de fútbol del RCD Espanyol para instalar Eurovegas en territorio catalán. Así lo expuso la mujer del magnate Sheldon Adelson, Miriam Adelson, en su visita previa a decidirse por Madrid para instalar su proyecto empresarial.

Volviendo a la ampliación de la carretera, la petición puede dar algunas pistas sobre el lugar elegido para levantar Eurovegas y deja a Alcorcón como mejor colocada ya que la citada vía A-5 pasa por municipios como el propio Alcorcón, Móstoles o Navalcarnero. Aunque, a día de hoy, las otras dos localizaciones -Valdecarros (Madrid capital) y los terrenos ofrecidos por Paracuellos del Jarama y Torrejón de Ardoz- cuentan con opciones.

Como carretera radial que es, el origen de la A-5 está en el Kilómetro Cero de la Puerta del Sol. La autovía propiamente dicha comienza bajo tierra a la altura de la M-30 y toma dirección suroeste hasta llegar a Extremadura. Es una autovía que tiene una longitud de 408 kilómetros, y se puede enlazar a su paso por Madrid con la M-30, M-40, M-45, M-50 y R-5.

Es una autovía que se construyó entre los años 80 y 90, dentro del plan de conversión en autovías de las antiguas nacionales radiales y permite estar en municipios del sur de la región como Alcorcón en apenas siete u ocho minutos desde el centro de la capital (Príncipe Pío o Plaza de España).

Dada la importancia de esta cuestión, el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, ha estado presente en varias de las reuniones técnicas que se han producido con la empresa americana, y en ellas, el responsable de la materia ha explicado que no sería necesario realizar grandes proyectos en infraestructuras porque cuenta con una "extensa y completa".

Una de las infraestructuras de transporte que el consejero siempre señala como acorde al desarrollo empresarial que Sheldon Adelson quiere impulsar en España es el Aeropuerto de Barajas, un punto de conexión entre Europa, África y América por el que cada año circulan más de 50 millones de viajeros.

Metro, aeropuerto y carreteras

La red de Metro de Madrid también es uno los puntos claves: cuenta con más de 300 kilómetros de túnel que conforman "una completa malla de comunicación para Madrid capital y los municipios colindantes como Alcorcón, conectado a la capital a través de Metrosur, y otras ubicaciones posibles que los promotores de Eurovegas puedan barajar".

Igualmente, la Comunidad de Madrid cuenta con casi 900 kilómetros de autovías y autopistas que vertebran la región comunicando el Aeropuerto de Madrid-Barajas con cualquiera de las posibles ubicaciones de Eurovegas en Madrid.

Otra de las infraestructuras que se podrían reactivar con la llegada de Eurovegas es el Aeropuerto del Sureste, ubicado entre El Álamo y Navalcarnero. Su puesta en marcha supondría coste cero para el Gobierno regional pues sería una concesión público-privada y serviría para la aviación civil o de negocios y escuelas de vuelos.


Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar