¿Qué ha pasado con los mensajes privados de Facebook?

La red social niega haber hecho públicas comunicaciones privadas anteriores al 2009

Por Anna Solana

La alerta saltó el 24 de septiembre en varios medios franceses y se extendió a la velocidad de las redes sociales. Facebook no tardó en defenderse. La compañía negaba el mismo lunes las informaciones que apuntaban que la red social había hecho públicos mensajes privados de los usuarios escritos antes del 2009 argumentando que en realidad se trataba de posts del antiguo muro (ahora Timeline).

Hemos comprobado todas las quejas y podemos asegurar que ningún mensaje privado ha quedado al descubierto”, aseguraba un portavoz de la compañía, que subrayaba que los dos sistemas de publicación están totalmente separados y que, por lo tanto, los mensajes privados no pueden hacerse públicos.

La confusión, según señalaba el mismo portavoz a Techcrunch, viene del hecho de que antes del 2009 no existían los Likes (Me gusta) ni la posibilidad de comentar actualizaciones de estado. Se escribían mensajes de muro a muro, con lo que algunos pueden parecer privados cuando en realidad se hicieron de forma pública. Por esa misma razón, muchas de las quejas se centran en los mensajes recibidos y no en los enviados.

Queda más o menos claro. Aun así, a la hora de escribir este artículo, algunos usuarios se seguían lamentando en Twitter e insistiendo en que la compañía no dice la verdad. Si un@ revisa su Timeline de antes del 2009 encontrará seguramente mensajes que “parecen privados”. Para saber si realmente lo eran, basta con buscar las notificaciones de correo de la época y comprobar si el aviso era de nuevo privado o nuevo mensaje en el muro. Pero ¿quién las guarda?

Queda la duda. Entonces, ¿qué podría hacer el usuario si fuera cierto? Yolanda Peña, abogada experta en marketing y nuevas tecnologías, se muestra prudente e insiste en que “antes de nada sería preciso verificar que se trata realmente de conversaciones privadas”. “Si esto se confirmara, estaríamos ante un importante fallo de seguridad, perfectamente denunciable ante la Agencia Española de Protección de Datos e incluso, ante los propios Tribunales de Justicia en caso de que interesase el resarcimiento de posibles daños y perjuicios que se puedan originar”, explica.

“Noticias como estas nos recuerdan la importancia de seguir la línea marcada por la Comisión Europea de reforzar el actual marco normativo europeo de protección de datos, mediante la introducción de nuevas garantías destinadas a reforzar la protección de la privacidad, mejorando la responsabilidad de las empresas y fortaleciendo la posición de las autoridades de protección de datos tanto a escala nacional como internacional”, concluye.

Mientras, en Cnet, Charles Cooper tiene una solución más radical para los que siguen preocupados por el alcance de sus conversaciones privadas en Facebook: Dejar la red social.

Leer más noticias en LaVanguardia.com.

Más sobre

Regístrate para comentar