Un joven crea una web de intercambio de libros

El servicio está enfocado en ahorrar en material escolar de cara al nuevo curso

Alicante. (EFE)

Un joven de Callosa de Segura (Alicante), Alejandro Sarmiento, ha creado una página web para intercambiar libros de texto de forma gratuita, y así permitir un ahorro para las familias.

Este servicio, en funcionamiento desde el pasado 10 de agosto, cubre primaria, secundaria y bachiller en las localidades alicantinas de Callosa de Segura, Granja de Rocamora y Cox, según ha detallado a Efe el fundador de esta iniciativa, denominada www.donaz.es.

 

null



Sarmiento, informático de profesión, ha explicado que para utilizar este servicio es "necesario" registrarse en la página web, donde cada usuario dispondrá de un "apartado personalizado" para dejar constancia de los libros que posee y solicitar aquellos que necesita para el curso correspondiente.

"En el caso de los más pequeños -primaria y secundaria- es aconsejable que se registre alguno de los padres, mientras que en el de los mayores -bachiller- es la persona interesada quien puede darse de alta", ha añadido.

Una vez que el interesado ha registrado los libros de texto, dos personas, amigos del creador que actualmente se encuentran en paro, se acercan hasta el domicilio del usuario para recogerlos.

"De esta forma nos aseguramos de que estén en buen estado y, al mismo tiempo, comprobamos si todavía son útiles en cada uno de los centros escolares", ha explicado el joven.

En la parte personalizada cada usuario puede "consultar la lista de los libros que ha donado y qué se ha hecho con ellos", así como comprobar el estado en el que se encuentra cada libro solicitado, ya figure "en búsqueda o concedido".

Este servicio ya ha recogido un total de doce libros de bachiller, lo que, según ha asegurado, supone un "ahorro considerable" pues el libro más económico "ronda los 30 euros".

No obstante y aunque en principio sólo los usuarios que hayan donado algún libro pueden optar a otros, Sarmiento ha manifestado que, en el caso de alcanzar un "stock" y de que sean útiles para el próximo curso, se pondrán "en contacto con los centros para que lo comuniquen a padres y alumnos".

Asimismo, ha señalado que para "dar salida" a aquellos libros que "por cuestiones de negocio han sido suprimidos por las editoriales", tienen previsto ponerse en contacto con alguna ONG para "enviarlos a aquellos lugares del mundo donde sí puedan ser utilizados".


Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar