Saúl Craviotto: 'Lo más difícil no es llegar a la cima sino mantenerse'

El piragüista de Lleida consiguió la plata en los Juegos de Londres, su segunda medalla olímpica tras el oro en Pekín' 08

Jesús Sancho

Los medallistas olímpicos de los Juegos de Londres siguen recibiendo homenajes. Es el caso del piragüista Saúl Craviotto (Lleida, 1984) que consiguió la plata en la capital inglesa en la categoría de K-1 200 metros. Craviotto, policía nacional de profesión y aficionado culé, ha sido invitado por el Barça junto a otros olímpicos medallistas para recibir un homenaje en el Camp Nou antes del partido de ida de la Supercopa de España del próximo jueves entre el club azulgrana y el Real Madrid. Interrumpirá sus vacaciones en la Costa Brava para no perderse esta cita y también confiesa que desde la final de Londres aunque ha tenido la tentación de coger la pala y la piragua todavía no lo ha hecho.

null


- ¿Cómo están yendo los días posteriores tras conseguir la medalla olímpica?
- Con un poco de jaleo pero se lleva muy bien porque son homenajes y muchas felicitaciones. ¡Bendito agobio! Ya puede ser así todos los años.

- ¿Todavía tiene la sensación de estar en una nube tras los Juegos?
- Todavía todo es muy reciente pero tengo la experiencia de Pekín y soy consciente de lo que significa conseguir una medalla olímpica. Lo tengo más asimilado pero estoy muy contento.

- Después de conseguir la medalla de oro en Pekín’08 junto a Carlos Pérez Rial ‘Perucho’ en K-2 500, cuatro años más tarde ha logrado la plata en Londres en solitario, en la categoría K-1 200 metros. ¿Le da más valor todavía a esta medalla?
- Lo más difícil no es llegar a la cima sino mantenerse y conseguir dos medallas en dos Juegos Olímpicos es muy complicado. La medalla de plata de Londres me ha sabido a gloria, a oro.

- ¿Ya ha tenido la oportunidad de ver su actuación en la final?
- En Lleida la he visto un par de veces en internet. Cometí algunos fallos y no sé cómo pude lograr la medalla. La salida fue mala pero tuve la sangre fría y le eché valor para seguir adelante.

- Una vez que acabó la carrera sabía que había conseguido medalla…
- Vi que ganó claramente el inglés Ed McKeever y del segundo al quinto puesto todo estaba muy igualado. Cuando crucé la meta no celebré nada hasta que se publicaron los resultados.

- ¿Se hizo muy larga la espera?
- Más o menos un minuto hasta que publicaron la foto finish. Cuando vi que había quedado segundo levanté el brazo con alivio.

-¿Qué sintió en ese momento?
- Justo en ese momento sentí un poco de rabia porque me quedé a las puertas del oro. Soy muy competitivo y siempre quiero ganar. Pedo tras unos minutos lo asimilas y te das cuenta que es una pasada conseguir dos medallas en dos Juegos Olímpicos. Muy feliz.

- Al final el sacrificio de preparar unos Juegos durante cuatro años merece la pena, ¿no?
- Sí, estoy muy feliz y aliviado porque sientes que todo el esfuerzo de estos últimos cuatro años ha merecido la pena. Sientes que no has tirado el tiempo por la borda entrenando de lunes a sábado siete horas.

- ¿Celebró de forma especial el éxito logrado?
- Tras la ceremonia de entrega de medallas no tienes tiempo de celebrarlo. Un furgón de la organización te traslada a la rueda de prensa y después más entrevistas con otros medios de comunicación. Estás de un lado a otro, casi no estás con tu familia y hasta el día después no lo disfrutas.

- ¿Qué hizo al día siguiente?
- Al día siguiente por la mañana los piragüistas arrasamos el McDonald’s después de estar cuidándonos todo el año con dietas. Era gratis y desayunamos una barbaridad de hamburguesas.

- ¿Y en Lleida cómo lo celebró?
- En Lleida hicimos una gran cena con los familiares y amigos. Y luego fuimos a tomar algo. Intenté celebrarlo al máximo y pasarlo bien con mi gente.

- Además de la medalla de plata conseguida supongo que otro momento que recuerda con especial cariño es la ceremonia de clausura de los Juegos y usted como abanderado español. ¿Cómo fue esa experiencia?
- Increíble. Es un momento muy emocionante y con mucha responsabilidad. La misma tarde que gané la medalla me llamó Alejandro Blanco, el presidente del Comité Olímpico, y me preguntó si me hacía ilusión ser el abanderado en la ceremonia de clausura. El fin de semana fue redondo.

- ¿No estaba nervioso?
- Disfruté mucho durante la ceremonia, fue muy bonita y apasionante. Además coincidí con otros piragüistas amigos míos que también fueron abanderados de sus países.

-¿Qué es lo que más le ha sorprendido de los Juegos de Londres?
- Se han esforzado mucho por agradar, ayudar y para que estuviéramos a gusto en todo momento. Ha sido una Olimpiada muy especial.

- Tras ganar la medalla de oro en Pekín prometió hacer el Camino de Santiago y lo hizo. Esta vez ha prometido repetirlo, ¿no?
- Esta vez he sido un poco más bocazas. La otra vez dije que haría el Camino de Santiago desde Ponferrada y ahora prometí hacerlo desde Lleida si conseguía medalla. Son unos mil y pico kilómetros y me imagino que lo haré a tramos porque si lo hago del tirón no creo que llegue.

- ¿Lo hará en bicicleta?
- Sí, a lo mejor una semana hago Lleida- Logroño y la siguiente Logroño-Santiago.

- ¿Ya sabe cuándo empezará?
- Cuando no haga tanta calor porque si no me puedo derretir en los Monegros (sonríe).

- ¿Ya tiene en mente el próximo reto deportivo?
- Después de ser plata tengo ganas de revancha, quiero conseguir el oro como sea y superar a Ed McKeever en Río de Janeiro. Soy joven, tengo 27 años, y en los próximos Juegos tendré 31, la mejor edad para el piragüismo. Si todo lo planifico bien creo que puedo conseguir el oro.

- Al final se consiguieron 17 medallas en Londres, una menos que hace cuatro años en Pekín. ¿Qué balance hace de la participación de los deportistas españoles?
- Al principio había un poco de impaciencia porque hemos tardado en conseguir la primera medalla. Quizás estábamos mal acostumbrados a Pekín ya que la primera se consiguió el día siguiente con el oro del ciclista Samuel Sánchez. Al final solo hemos conseguido una menos que en Pekín pero creo que el balance es bastante positivo. Por ejemplo, solo en piragüismo hemos tenido tres cuartos puestos, estuvimos muy cerca de más medallas. También se han conseguido muchos diplomas olímpicos y a veces la suerte influye.

- En Lleida hace unos días le rindieron homenaje y además anunciaron que las nuevas instalaciones de piragüismo llevarán su nombre. ¡No se puede pedir más!
- El recibimiento fue increíble. La noticia principal es que se podrá practicar piragüismo dignamente en Lleida y lo del nombre es secundario. Pero para mí es un regalo increíble porque será para toda la vida.

- También en estos tiempos de crisis y recortes generalizados, ¿le preocupa el aspecto económico para poder seguir compitiendo?
- Las becas ADO no peligran de momento. Lo que sí es verdad es que a la hora de encontrar patrocinadores es bastante complicado y además si se trata de un deporte minoritario. Afortunadamente también soy policía, tengo un trabajo que me permite practicar mi deporte tranquilamente.

- ¿Ya tiene fecha para regresar al cuerpo?
- El mes de septiembre tengo vacaciones y en octubre vuelvo a trabajar.

- Para usted que es más complicado, ¿conseguir una medalla olímpica o desempeñar el trabajo de policía?
- Es diferente. Pero es más complicado conseguir una medalla olímpica porque solamente la consiguen tres personas de todo el mundo y siendo las mejores en esa especialidad. Afortunadamente la ciudad donde trabajo, Gijón, es muy tranquila y es una de las más seguras.

- El próximo jueves recibirá otro homenaje en el Camp Nou, ¿uno se acostumbra a tanto homenaje?
- Allá donde he ido me he sentido muy querido y arropado.

- ¿Cómo surgió lo del Barça?
- Me escribieron desde protocolo del Fútbol Club Barcelona y me dijeron que estaba invitado a ver el Barça- Madrid. Me pidieron si podía llevar la medalla y me explicaron que querían hacer una especie de homenaje a algunos medallistas olímpicos. Yo estoy encantadísimo ya que además soy del Barça.

- ¿Se atreve a pronosticar un resultado para el partido?
- El Barça ha empezado muy fuerte y tiene una calidad increíble. Espero que gane.

- ¿Qué le parece Tito Vilanova como entrenador?
- Creo que será una continuidad del trabajo y de la forma de pensar de Pep Guardiola. Si sigue con esta filosofía llegará lejos.

- Ahora estos días estaba disfrutando de las vacaciones en la Costa Brava. ¿Ya ha cogido la pala y la piragua?
- Todavía no aunque sí que me pica un poco el gusanillo. El otro día mi padre, que es piragüista, fue a remar por Lleida y me apetecía ir pero al final no fui. No creo que aguante mucho tiempo sin remar. No practico el piragüismo por obligación ya que remar me encanta.


Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: