El olor a quemado del incendio del Alt Empordà llega a Barcelona

La ceniza y el humo persistirá en comarcas del sur de Girona, incluida Barcelona, donde se aconseja a las personas con problemas respiratorios que no salgan a la calle

Barcelona (Agencias). - El olor a quemado del incendio del Alt Empordà llega este lunes por la mañana en Barcelona y su área metropolitana, según confirman los Bomberos de la Generalitat. El olor alertó a varios vecinos de la capital que están llamando al cuerpo de Bomberos de Barcelona y los de la Generalitat para avisar que sienten olor a quemado. Pero no hay ningún incendio en la ciudad ni en el entorno metropolitano.

nullVER GALERÍA



El humo ha llegado en la mañana de este lunes al Área Metropolitana de y a la comarca del Maresme, según ha informado un portavoz de Protección Civil de la Generalitat. En estas zonas, el humo llega acompañado también de un fuerte olor a pino quemado, que incluso es perceptible en las estaciones del Metro de Barcelona.

El cielo de la capital catalana ha amanecido ennegrecido y el olor a quemado puede incluso percibirse desde la red de metro, donde también se ha introducido este humo procedente de las áreas quemadas en Girona. Antonio Conesa, director de la Agencia Estatal de Meteorología en Catalunya, ha explicado que cuando en el Empordà se levanta la tramontana, viento del norte que sopla hacia el mar, siempre se produce un efecto de rebufo que hace que los vientos se desplacen hacia la costa de Barcelona.

Conesa ha indicado que la tramontana que ha soplado en las últimas horas en Girona es la que ha traído el humo y las cenizas del fuego hasta la capital catalana, y que se puedan apreciar en el ambiente.

Precaución para los afectados por problemas respiratorios

La Direcció General de Protecció Civil avisa de que las cenizas y el humo serán persistentes en el sur de las comarcas de Girona, incluido el área de Barcelona, por lo que conviene que las personas con problemas respiratorios se abstengan de salir a la calle.

Por otra parte, en 17 municipios del Alt Empordà continúa la instrucción de confinamiento de los vecinos en sus domicilios: Agullana, Jonquera, Darnius, Boadella d'Empordà, Terrades, Vilanant, Avinyonet de Puigventós, Vilafant, Figueres, Llers, Pont de Molins, Biure, Masarac, Cabanes, Sant Climent Sescebes, Capmany y Cantallops.

9.000 hectáreas quemadas

El incendio en el Empordà se inició ayer domingo a la una del mediodía en La Jonquera y se ha visto avivado por la tramontana. Las previsiones son más optimistas esta mañana porque el viento ha disminuido y ya están trabajando los medios aéreos.

A pesar de que el olor se ha desplazado a gran distancia, el viento ha frenado la virulencia con la que sopló este domingo. El conseller de Interior, Felip Puig, ha estimado un perímetro de afectación de entre 12.000 y 13.000 hectáreas si bien se han calcinado unas 9.000, y ha calificado el incendio de "muy importante". En él trabajan unos 300 bomberos, un centenar de voluntarios, un centenar de agentes de Mossos d'Esquadra y Protección Civil.

El conseller ha asegurado que durante la noche se ha trabajado en los flancos: el oriental, que se ha ido contenido aunque ha tenido una "cierta progresión", y el occidental, que ha crecido ligeramente. Puig ha señalado que en éste último existen "tres puntos frágiles" donde la fuerza con la que sople el viento será determinante y los Bomberos están trabajando intensamente para evitar que entre en zonas boscosas.

Ha afirmado que el viento de tramontana está girando y que es el flanco occidental el que tendrá un "mayor riesgo", y ha señalado los puntos más conflictivos entre Avinyonet y Terrades, Darnius bajo el pantano de Boadella y la zona norte bajo La Jonquera.

El conseller ha agradecido la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ejército, con entre 150 y 200 efectivos, y la de los bomberos y medios aéreos franceses.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar