Arranca el plan para mejorar el alumbrado urbano de Barcelona con soluciones inteligentes

El Ayuntamiento fijará el criterio para iluminar monumentos públicos y privados, aplicando nuevas tecnologías | Hace años que se arrastra el debate de si Barcelona es una ciudad oscura o con luz suficiente en la calle | Las primeras actuaciones son en la calle Galileu, en la avenida Josep Tarradellas y en el monumento a Mossèn Cinto Verdaguer

 Redacción Barcelona. (EUROPA PRESS).- El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha las primeras pruebas de alumbrado callejero y monumental vinculadas al Plan Director de Iluminación (PDI), con el que pretende mejorar este aspecto en toda la ciudad aplicando nuevas tecnologías.

farolasVER GALERÍA


La idea del Gobierno municipal de CiU es que el plan, que fue una de las condiciones del PP para acordar los Presupuestos municipales del 2012 y que lo presentará en septiembre como medida de gobierno, no sea puntual sino que marque la iluminación callejera a largo plazo, en una ciudad que tiene más de 153.000 puntos de luz. El tercer teniente de alcalde y responsable de Hábitat Urbano, Antoni Vives, ha resaltado este jueves en declaraciones a los medios que trabajan con un criterio claro: "Iluminaremos mejor la ciudad, daremos más seguridad y la patrimonializaremos".

Si Barcelona es una ciudad oscura o con luz suficiente en la calle es un debate que se arrastra desde hace años, y Vives cree que "parecía lógico que hubiese una posible confusión entre iluminar y contaminar lumínicamente", en parte por tecnologías pasadas. El plan, que no aborda las luces de Navidad, busca responder a criterios del siglo XXI, de forma que, según Vives, "Barcelona de golpe no se volverá una especie de anuncio publicitario pero aprovecha las nuevas tecnologías para iluminar lo que hoy está oscuro o lleno de sombras".

Se atacan tres frentes, e introduce la iluminación led -que ahorra un 30% de consumo- y elementos de gestión para avanzar hacia una 'smart city', ciudad inteligente: para iluminar aceras permitirá que la potencia varíe en función de si pasa alguien y dejará atrás monumentos con luz dispersa y que parece "una gran mancha". Sobre iluminación monumental, el plan fijará unos criterios para los edificios municipales y que deberán servir como base para los privados, cuyos propietarios deberán presentar su proyecto lumínico respetando los criterios del Ayuntamiento, el cual deberá validarlo.

Las primeras actuaciones, que estarán antes de agosto y que suman una inversión de 79.100 euros, son en la calle Galileu, en la avenida Josep Tarradellas y en el monumento a Mossèn Cinto Verdaguer, situado en la intersección de paseo de Sant Joan y la avenida Diagonal, y que Vives ha resaltado que "estaba muy mal iluminado". En Galileu se acortan farolas -de 7,5 metros a 5 para que los árboles no interfieran y no molestar a los vecinos de los primeros pisos, algo que no necesariamente se hará en toda la ciudad-, y se instalan puntos de leds iluminando calzada y acera.

En Josep Tarradellas, se prueban puntos de leds con sensores, con lo que estarán siempre encendidos de noche a un nivel de seguridad (15-20 lux) y aumentarán un 20% su potencia cuando pase alguien, según los primeros cálculos que ahora se someten a prueba.

Un millón este año
En declaraciones a Europa Press, el concejal del PP Eduardo Bolaños ha explicado que han participado en el plan al haber sido exigencia de los populares, con el que quieren "más y mejor iluminación", y para el que exigen un mínimo de un millón de euros sólo para este 2012. Tras el reciente viaje oficial a China encabezado por el alcalde, Xavier Trias, y en el que le acompañó Vives, éste ha explicado que de Hong Kong se han llevado "texturas y sensaciones" sobre su iluminación que ayudarán a Barcelona.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar