Avalancha en el Mont Blanc: 'Oír un grito, levantar la cabeza y ver que todo bajaba'

Guillem Ferrer, el catalán superviviente al alud, dice que comenzó "a dar vueltas y vueltas y, por suerte, he quedado con la cabeza fuera"

París. (Redacción/Agencias)

Conmovedor testimonio de Guillem Ferrer, el superviviente catalán herido en Mont Blanc: "Ha bajado una avalancha descomunal. La única imagen que tengo es la de una cordada que iba delante nuestro, oír un grito, levantar la cabeza y ver que todo bajaba".

"He comenzado a dar vueltas y vueltas y, por suerte, he quedado con la cabeza fuera", ha manifestado Ferrer en declaraciones a Catalunya ràdio. Los equipos de rescate reanudarán este viernes los trabajos de búsqueda con los que tratan de localizar a las cuatro personas desaparecidas tras la avalancha ocurrida este jueves en los Alpes franceses y en la que han muerto al menos nueve personas. Uno de los responsables del grupo de gendarmería de Alta Saboya, el coronel Bertrand François, ha explicado que "la zona de la avalancha ha sido rastreada por completo".

null


"Las búsquedas se retomarán mañana", ha explicado este jueves, aunque ha dicho que todo depende de la meteorología. Unas 50 personas han participado este jueves en la búsqueda, por aire y tierra, de las cuatro personas que siguen desaparecidas -dos montañeros alemanes y otros dos de nacionalidad británica-. François ha apuntado que estas personas podrían estar enterradas a más profundidad que las otras víctimas o fuera del área examinada, según declaraciones recogidas por la prensa gala.

Las autoridades calculan que en el momento de la avalancha, en torno a las cinco y media de la mañana, 38 personas se encontraban en la zona del Mont Maudit donde se produjo. Las condiciones meteorológicas eran buenas y no existía ninguna alerta en esa área. Entre los nueve fallecidos figuran dos españoles, tres alemanes y un suizo, según ha confirmado el prefecto de Alta Saboya, Philippe de Rumigny.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: