Un joven canadiense sin las dos piernas sube al Kilimanjaro

Spencer West, de 31 años y originario de Toronto, logró coronar la cima más alta de África, de unos 6.000 metros de altura

Barcelona (Redacción)

Un joven canadiense con las dos piernas amputadas consiguió coronar el Kilimanjaro tras pasar ocho días escalando la montaña africana más alta con la única ayuda de la fuerza de sus brazos, aseguró el viernes a AFP.

Spencer West, de 31 años y originario de Toronto, logró coronar la cima más alta de África, de unos 6.000 metros de altura, utilizando sus brazos para avanzar en un 80% del camino y sirviéndose de su silla de ruedas en algunos tramos.



West perdió las dos piernas a los cinco años a causa de una malformación genética, una agenesia de sacro, que le paralizó los miembros inferiores. A consecuencia de ello, le amputaron las dos piernas, lo que le convirtió en un aficionado al senderismo bastante particular.

West utiliza únicamente la fuerza de sus brazos, de los que se sirve prácticamente como si fueran sus piernas, para avanzar, lo que le obliga a realizar un espectacular esfuerzo.

"Físicamente supuso un gran desafío porque escalé casi todo el tiempo sobre las manos, lo que me generó una enorme tensión en los hombros", explicó por teléfono a AFP desde Nairobi, y añadió que esta ascensión fue "el desafío más grande de (su) vida, psicológica y físicamente".

Spencer estuvo acompañado por sus dos mejores amigos, David Johnson y Alex Meers, durante esta aventura extrema cuya finalidad era la de cumplir una misión humanitaria: los tres alpinistas recolectaron más de 500.000 dólares canadienses que donarán a la organización Free The Chindren, una ONG que se ocupa de hacer llegar el agua potable a ciertas poblaciones de Kenia, país que sufrió el año pasado su peor sequía de los últimos 60 años.
Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más