El turismo ruso dejará 1.500 millones de euros en Catalunya

Para este año se prevé que lleguen 750.000 visitantes de Rusia, un 40% más que en el 2011

Jesús Sancho

El turismo ruso no nota la crisis y seguirá creciendo con fuerza este verano en Catalunya. Para este año se prevé que lleguen 750.000 turistas rusos a tierras catalanas, un 40% más que en el 2011, según previsiones de Turisme de la Generalitat de Catalunya “En estos momentos Rusia supone ya el sexto mercado emisor y hay que destacar que en un año ha ganado cuatro posiciones”, explica Marian Muro, directora general de Turisme de la Generalitat de Catalunya.

Las buenas expectativas de este mercado para este verano se confirman también con las reservas ya realizadas. “Nosotros tenemos más venta anticipada para este año, a fecha de hoy hay un 60% más de reservas que en el 2011”, destaca Jordi Matas, director general de NT Incoming Costa Daurada y Garraf que representa Natalie Tours en nuestro país, el touroperador que trae más turistas rusos a España.

La Costa Brava y la Daurada, destinos favoritos
Entre sus destinos favoritos destacan la Costa Brava, la Costa Daurada y cada vez más Barcelona. Además de playa y sol el turista ruso es bastante activo. “El 70% de los turistas rusos que visita España pasa por Catalunya y Barcelona es el centro a partir desde donde de se mueve constantemente por Catalunya”, afirma Marlene Rodríguez, la directora general de Iber Rusia Travel. “Barcelona es visita obligada en las estancias del turista ruso a otras zonas del territorio. Por otro lado, se está convirtiendo, cada vez más, en el primer destino de los viajes de los rusos a Catalunya”, destaca la directora general de Turisme de la Generalitat de Catalunya. “La mayoría de nuestros clientes viene a la Costa Daurada y la Costa Brava y luego complementa su estancia con excursiones culturales, actividades de ocio, gastronomía y compras a otro lugares”, añade Matas.

El turista ruso suele a pasar entre 10 y 14 días siendo el cuarto mercado turístico en Catalunya que más gasta. Dejará a lo largo de este año 1.500 millones de euros en ingresos en Catalunya frente a los 680 millones del año pasado, según las previsiones de Turisme de la Generalitat de Catalunya. “Calculamos que cada cliente en su estancia puede gastar entre 1.200 y 1.500 euros pero se tiene que romper con el tópico de que el ruso es un cliente millonario, nuestro perfil es de clase trabajadora y media por lo que tiene que ahorrar mucho durante todo el año para venir de vacaciones”, comenta el director de NT Incoming Costa Daurada y Garraf. “Es un turista vacacional pero en los últimos años hay otro tipo de perfil que es individual, de ciudad y que viene a consumir cultura, compras y gastronomía”, explica la directora general de Iber Rusia Travel.

170 vuelos semanales
Entre las razones de este crecimiento destaca la apuesta de Catalunya por este tipo de turismo. En los últimos dos años se han intensificado las conversaciones y negociaciones con los principales touroperadores además de promocionar Catalunya al mercado ruso con una destacada participación en la pasada Feria Internacional de Turismo de Moscú. “Catalunya es pionera en la promoción turística en los países del área de influencia de las ex repúblicas soviéticas, ya que, ahora hace 20 años, inauguró el primer centro de promoción turística de una destinación extranjera en la Federación Rusa”, recuerda Muro.

En este caso el aeropuerto de Barcelona es estratégico y entre mayo y octubre de este año aterrizarán en Catalunya 700 vuelos mensuales, 170 vuelos semanales, un 70% más que el año pasado. De estas conexiones, un 66% son vuelos chárter. “Con Natalie Tours a través de la Federación Rusa nos llegarán entre junio y septiembre chárter directos a Barcelona desde 22 aeropuertos diferentes”, precisa Matas.

El crecimiento del mercado ruso, tal como apunta Matas, también se ha “podido producir precisamente por la caída en el destino de otros mercados, como el nacional”. Otro factor clave es la “comunicación”, según añade el director de NT Incoming Costa Daurada y Garraf : “El sector lo ha entendido bien y es muy importante que los hoteles, tiendas, museos y establecimientos de restauración tengan personal que hablen ruso y la información también esté en ruso”.

Trámites más ágiles en los visados
Pero estas buenas expectativas “se podrían haber visto afectadas si no hubiésemos llevado a cabo diversas gestiones para agilizar la tramitación de los visados”, comenta Muro. Para no perder este fuerte crecimiento la conselleria d’Empresa i Ocupació ha hecho diversas gestiones ante el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para “solicitar la contratación del personal local adecuado para atender la demanda de visados turísticos a tramitar en Moscú”. Estas gestiones han dado resultado y “en los consulados de Moscú se ha incrementado el número de personas para tramitar visados turísticos”, informa la directora general de Turisme de la Generalitat de Catalunya. “El boom del año pasado fue en parte gracias a que los visados turísticos eran de seis meses y múltiples, al principio eran de una sola entrada con una estancia muy prescrita, y ahora serán para un año y de múltiples entradas”, cuenta la directora general de Iber Rusia Travel.

Mercados emergentes
Según Turisme de la Generalitat de Catalunya, “Brasil, Estados Unidos y países del sudeste asiático son mercados incipientes interesantes para Catalunya que están experimentado crecimientos destacados”. Los touroperadores que trabajan en el mercado ruso también han detectado “un turismo interesante y en crecimiento” en los países de Ucrania y Kazajistán.

Sobre la aplicación turística prevista para finales de este año la incertidumbre reina dentro del sector. “Veremos a ver qué pasa, tenemos un poco de miedo que esto haga disminuir el turismo”, comenta Rodríguez. Por su parte, Matas cree que “evidentemente puede afectar pero la tasa turística no será solo para el turismo ruso”.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: