La Sagrada Familia dona un millón de euros a Càritas Barcelona

Se dedicará especialmente a 'Jóvenes en paro', un proyecto de inserción laboral promovido por el arzobispo Sistach

Meritxell M. Pauné

Càritas Diocesana de Barcelona ha recibido un donativo excepcional para su proyecto de inserción laboral juvenil. La Fundación de la Junta de construcción del Templo de la Sagrada Família ha aportado a la entidad asistencial católica un millón de euros, que se destinará a “ayudar a los que más sufren las consecuencias de la crisis económica actual y al proyecto Jóvenes en paro”, según Càritas.

“No es un donativo regular, sino una aportación extraordinaria”, explica una portavoz de la Sagrada Família. “No había precedentes, al revés, normalmente los que recibimos los donativos somos nosotros, porque la construcción del templo expiatorio se financia con donativos”, recuerda. Esta partida no ha supuesto ralentizar las obras, aclara, sino que surge del superávit registrado en 2010 y 2011. El Patronato de la fundación solicitó priorizar este proyecto “porque está muy sensibilizado con la situación que viven los jóvenes a causa de la crisis”, aseguran.

Càritas Diocesana agradeció con discreción el donativo, a través de su página web, pero declina comentar más detalles sobre esta inyección presupuestaria, realizada a principios de mayo. La entidad justamente presentó su balance anual este miércoles, con cifras muy duras. Las parroquias del área metropolitana auxiliaron el año pasado a 253.591 personas, el 30% de las cuales acudía por primera vez a una institución de ayuda. Desde el inicio de la crisis, en 2007, el número de personas atendidas ha crecido más de un 100%. Tal es el aumento de demandas, explicó en la rueda de prensa el director, Jordi Roglà, que decidieron vender bienes muebles e inmuebles por valor de dos millones de euros, uno el año pasado y otro durante lo que llevamos de 2012. En 2011 el presupuesto de Càritas fue de 24 millones de euros –2’5 de ellos aportados por la Fundació La Caixa– para las tres diócesis (Barcelona, Sant Feliu y Terrassa).

Jóvenes en paro es un proyecto promovido en 2011 por el Arzobispo de Barcelona Lluís Martínez Sistach con motivo de sus nupcias de oro sacerdotales. Favorece la inserción laboral a través de formación a corto y largo plazo y prácticas en diferentes empresas, así como seguimiento y apoyo personalizados. Un millar de jóvenes participaron en el proyecto el año pasado.

La Fundación
El Arzobispo de Barcelona también preside el Patronato de la Fundación de la Junta de construcción del Templo de la Sagrada Família, un vínculo de organigramas que se estipuló al constituirse la entidad privada ya en 1895. Acompañan a Sistach en el patronato una secretaria, un tesorero y ocho vocales voluntarios, entre cuyos apellidos asoma una buena muestra de la burguesía catalana: Joaquima Alemany, Pere Alegri, Joan-Jordi Bergós, Jordi Bonet, Miquel Bosch, Mariona Carulla, Joan Güell de Sentmenat, Joan Matabosch, Roser Maragall y Joan Uriach. La fundación se ocupa de la gestión de los fondos económicos y del plan de construcción general, pero la dirección y coordinación de las obras se delegan en un profesional laico, el presidente delegado. Esteve Camps ostenta el cargo desde septiembre, tras la inesperada dimisión de Joan Rigol.

El enorme éxito turístico del templo en la última década –es el monumento más visitado de la ciudad y en 2011 superó los tres millones de visitantes por primera vez–, ha permitido que las obras avancen a buen ritmo y la fundación prevé acabarlas por completo en unos quince años. Actualmente se centran en el edificio de la sacristía y en las seis torres centrales. El presupuesto para 2010, el último presentado, cerró con un ligero superávit: 31,1 millones de gastos y 31,3 millones de ingresos. La fuente de financiación mayoritaria son los donativos, tanto de benefactores privados –las parroquias de toda Barcelona recogen fondos, por ejemplo– como de las entradas-donativo que abonan los turistas (entre 11 y 20 euros por persona).

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar