El 70% de los comercios de Barcelona ha reducido sus ventas en 2012

Durante la crisis han perdido la mitad de los clientes de renta alta | Piden al Govern que flexibilice el calendario de rebajas

El 70,5% de los comercios de Barcelona ha reducido sus ventas en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo del año 2011 debido a la crisis, lo que ha provocado que el sector realice algún tipo de rebajas, como descuento o promociones, durante todo el año.

Esade y la Fundació Comerç Barcelona han presentado este martes el Indicador Comercio Barcelona (ICOB) sobre tendencias comerciales en la ciudad durante el primer trimestre del año 2012 y para el que se han realizado unas 500 encuestas entre comerciantes. Según la encuesta, el 17,9% de los encuestados ha reducido su facturación más de un 20%; el 18,3% ha facturado entre un 20 y un 10% menos; un 18,3%, ha bajado entre un 10 y un 5% y un 16% ha reducido sus ventas entre un 5 y un 0%, mientras que el 19,1% de los encuestados dice que ha mantenido su facturación.

Sobre el futuro, la mayoría de los comerciantes creen que sus ventas se mantendrán, frente a un 23,9% que creen que disminuirán y un 3,2% que consideran que las ventas bajarán mucho, mientras que un 22,6% dicen que subirán y un 0,9% creen que subirán mucho. El 14,3% de los comerciantes tiene previsto abrir nuevos establecimientos, frente al 85,7% que no lo tiene previsto; además, el 10,4% prevé cerrar algún establecimiento o el negocio, mientras que el 89,6% no prevé cierres.

Ante esta situación, los comercios de Barcelona han optado por realizar políticas de ofertas y promociones durante todo el año desligadas de los periodos tradicionales de rebajas. El vicepresidente de la Fundació Barcelona Comerç, Salvador Albuixech, ha pedido un cambio en las rebajas para adecuar los precios a "cada momento de la situación comercial".

Albuixech ha señalado que no tiene sentido estar pensando en el mes de noviembre en los descuentos que se realizarán en diciembre o que los consumidores tengan que esperar al día 7 de enero para comprar cosas, cuando necesitan hacer las compras de Navidad antes de esa fecha.

El vicepresidente de la Fundació Barcelona Comerç ha señalado que este tema se está tratando en el nuevo proyecto de ley de comercio que prepara el gobierno catalán, pero ha dicho que éste va muy atrasado y que convendría llegar a un acuerdo antes de la próxima campaña de Navidad.

El estudio de Esade apunta que el 76,3% de los comerciantes han empezado estas navidades a hacer ofertas antes de iniciarse oficialmente el período de rebajas y que un 48% lo han hecho antes o durante el Puente de la Constitución, con fórmulas que van desde hacer ventas especiales promocionales a aplicar descuentos en una parte de su oferta. El 62,49% de los comerciantes dice que los consumidores les piden precios más bajos y sólo el 16,40% dice lo contrario, aunque el 59,3% cree que los precios se mantendrán.

El catedrático de Esade y director del estudio, Josep Francesc Valls, ha dicho que el pequeño comercio se encuentra en un punto de inflexión y cambio de modelo, porque la manera de consumir ha cambiado y los competidores evolucionan constantemente. Además, cree que desde hace diez años están cambiando los hábitos de consumo y su sensibilización al precio.

El consumidor se está haciendo cada vez más selectivo, más práctico y menos impulsivo, compra lo que tiene previsto comprar, compara precios y busca cada vez más la oferta. El estudio muestra también que durante la crisis los comerciantes han perdido la mitad de los clientes de gama más elevada y han crecido de manera destacada los que buscan precios más bajos, hasta casi triplicar su volumen.

Los comerciantes consideran que ante la caída de las ventas sus grandes competidores son los bazares chinos, las tiendas de horarios prolongados, las tiendas renovadas y las que ofrecen marcas más conocidas. El 70,3% de los comerciantes dice que ha mantenido su plantilla, el 23,2% asegura que la ha disminuido y el 6,5%, que la ha aumentado.

El 44,97% de los comerciantes tiene la percepción de que la afluencia de los compradores ha disminuido durante el primer trimestre del año y el 14,32% cree que ha disminuido mucho. La mayoría de los comerciantes también considera que al comprador le cuesta más decidirse, que realiza compras más pequeñas y controladas, busca más las ofertas y los descuentos y entra en los establecimientos pero no compra. Sólo el 16,60% dice que ha obtenido ingresos a través de Internet, mientras que el 83,20%, dice que no.

En la encuesta, la mayoría de los comerciantes ni se muestran satisfechos ni insatisfechos de los servicios de limpieza, Guardia Urbana, Mossos d'Esquadra y alumbrado, aunque creen que ha mejorado un poco.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: