Los farmacéuticos catalanes piden contrapartidas al Govern para aplicar el euro por receta

Ven 'curioso' que España abra el debate un día después de que el Parlament apruebe la tasa

Los farmacéuticos catalanes han solicitado este domingo a la Conselleria de Salut de la Generalitat una serie de contrapartidas y que ésta solucione una serie de dudas que tienen en relación a la aplicación del euro por receta, una de las nuevas tasas aprobada esta semana por el Parlament de Catalunya y que está previsto que entre en vigor este junio.

El presidente en funciones del Col·legi de Farmaceutics de Barcelona y miembro del Consell de Col·legis de Farmaceutics de Catalunya, Francesc Pla, ha explicado que le han solicitado al departamento que dirige Boi Ruiz "una serie de cuestiones", que se abordarán este lunes en una reunión entre ambas partes.

La tasa está ideada para que sean los responsables de las farmacias los que ejecuten el cobro, lo que requerirá un esfuerzo adicional y ciertas modificaciones tecnológicas, ha indicado Pla, quien ha solicitado también conocer la fuerza jurídica de la nueva tasa y el posible amparo que tenga el colectivo, entre otros aspectos.

El presidente en funciones, que ha insistido en que a los farmacéuticos no les gusta tener que ser ellos los que actúen como recaudadores, ha precisado que consideran posible mejorar una serie de cuestiones para que la aplicación del euro por receta se lleve a cabo con efectividad, entre ellas mejorar los procesos de facturación, idear un sistema de control del cobro y la adaptación de ello a la receta electrónica. "Esperemos que sean receptivos" en la reunión de lunes, ha señalado Pla, si bien ha considerado que los farmacéuticos no entenderían que no fuera así, especialmente por la responsabilidad con la que han vivido el proceso de discusión, ha señalado.

Menos de 80 millones
Tomando como referencia los 154,6 millones de recetas emitidas en 2011, teniendo en cuenta que el cobro del euro por receta no se iniciará antes del 1 de junio, y aplicando las exenciones previstas en la ley, Pla ha constatado que este año es complicado que la recaudación de la nueva tasa supere los 80 millones de euros.

Salut trabaja con la previsión de que no paguen la nueva tarifa los medicamentos que cuesten menos de 1,67 euros, los enfermos que requieran múltiples fármacos a partir de las 60 recetas anuales, los que cobren una pensión no contributiva y los perceptores de la renta mínima de inserción (RMI).

Los farmacéuticos catalanes han considerado igualmente "curioso" que solo haya hecho falta un día desde la aprobación de la nueva tasa por parte del Parlament para que las diferentes comunidades autónomas hayan abierto el debate en torno al copago farmacéutico.

Pla, que ha recordado que la medida ha sido aprobada por la abstención del PP, ha constatado que el candidato de los 'populares' en Andalucía es el único que no se ha pronunciado al respecto, aunque ha vaticinado que lo hará el día siguiente a las elecciones a la Junta. "Parecía que fuese un invento del Parlament", ha señalado, a la vez que ha insistido en la necesidad de articular un debate sincero y sin partidismos cortoplacistas para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario en su conjunto

Más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más