El Gobierno abarata la indemnización por despido a un máximo de 33 días

Los nuevos emprendedores no tendrán que pagar indemnización el primer año | Las causas serán tan claras que se generalizará el despido de 20 días | El autónomo que cree un empleo tendrá una subvención de al menos 3.000 euros

El Consejo de Ministros aprobará hoy una profunda reforma laboral. Tras un intenso debate, ha decidido abaratar el despido para facilitar la creación de empleo. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha optado por aparcar las exigencias de un sector del Ejecutivo de abordar los cambios en dos fases para evitar un castigo electoral que perjudicara a los resultados de las elecciones andaluzas. Además, cumplirá la promesa electoral de ayudar a los nuevos emprendedores que creen empleo.

Para conseguir la reducción del despido, actuará en tres frentes. El primero es reducir la indemnización por despido improcedente de 45 a 33 días por año trabajado para todos los trabajadores, con un tope máximo de dos años de salario. El segundo es clarificar las causas de despido objetivo, de forma que resulte casi automático y se generalice la indemnización de 20 días por año trabajado. Por último, los nuevos emprendedores podrán despedir en el primer año de su actividad sin indemnización, el segundo a 20 días y el tercero a 33 días.

Con esta decisión, se trata de acabar con el miedo de los empresarios a asumir excesivos compromisos, que estaba frenando la contratación. Tras la reforma, el coste máximo del despido para cualquier trabajador será de 33 días. En ningún caso la indemnización puede desviarse a 45 días por año trabajado. Además, se generalizará para todos los supuestos la indemnización de 20 días por año trabajado por causas económicas, organizativas o derivadas de la producción. Tras esta redacción, la arbitrariedad del juez será prácticamente nula. Esta es una de las principales reivindicaciones de la CEOE.

Para los trabajadores con derechos adquiridos se establece una fórmula transitoria, de forma que a los trabajadores que en la actualidad tienen un contrato indefinido hasta el día de la entrada en vigor de la ley se les calculará la indemnización a 45 días por año trabajado y a partir de esa fecha a 33 días, siempre que el despido sea improcedente.

El presidente del Gobierno ha querido cumplir la promesa electoral de facilitar la labor de los emprendedores con unas condiciones especiales para el despido. Estas ayudas se concretarán y ampliarán en la ley de Emprendedores que se aprobará en las próximas semanas.

De momento, las pymes que creen empleo y tengan menos de 50 trabajadores recibirán una ayuda de 3.000 euros por la creación del primer empleo. Si el trabajador está en el paro, las bonificaciones serán de mayor cuantía.

El Gobierno ha renunciado a imponer el "contrato único" que reclamaban los expertos e incluso el "contrato de crisis" que exigía la CEOE. Sin embargo, ha decidido simplificar las fórmulas existentes y de alguna manera generalizar el contrato de fomento de empleo, ya que el trabajador no tendrá que haber pasado quince días en desempleo como se exige ahora.

Otro elemento fundamental de la reforma es que incrementa la flexibilidad de las empresas para adaptarse al ciclo económico. Los cambios que haya que afrontar para cambiar las condiciones de trabajo, horarios y lugar de trabajo serán más automáticos. Esto supone eliminar la coletilla introducida en la última reforma que autorizaba todos los cambios pero después de un proceso de negociación que demoraba las decisiones.

Esta flexibilidad se verá reforzada porque se prima el convenio de empresa sobre otro de cualquier ámbito. Además, se habilita una cláusula de descuelgue muy amplia. Esto supone un paso más en el acuerdo para el empleo y la negociación colectiva (AENC) que firmaron los agentes sociales, que ya recogía cuatro supuestos en que una empresa podría incumplir el convenio.

El Gobierno también resuelve el problema de la caducidad de los convenios, de forma que se establece un periodo transitorio de prórroga máxima, aún por definir entre uno y dos años.

Una de las claves de la reforma es reducir el paro juvenil que afecta al 50% de los menores de 30 años. Para acabar con esta situación se canalizarán todas las ayudas y subvenciones de las políticas activas a fomentar la contratación de los jóvenes. Se ha decidido renunciar a un contrato especial para jóvenes y se ha optado por simplificar al máximo el el contrato a tiempo parcial, que solo un 11% de trabajadores.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más