De Guindos: 'Tenemos una agenda de reformas muy agresiva'

El ministro de Economía augura un déficit incluso mayor al 8% y señala que de no subir impuestos "nos lo hubieran impuesto otros"

Agencias / Madrid

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado este lunes que el déficit público español previsto para 2011 podría incluso "pasar" del 8%, aunque espera que "no mucho". "Es posible que se pase del 8%, pero espero que no sea mucho", ha subrayado el ministro en declaraciones a la SER.

De Guindos ha atribuido una parte importante de la desviación del déficit sobre el objetivo previsto (6%) a las comunidades autónomas.

El titular económico del nuevo Gobierno 'popular' ha insistido en que el Gobierno está para tomar las medidas oportunas que saquen a España de la crisis y ha confiado en que no sea necesario subir el IVA para recortar el déficit. "Las reformas económicas son las que nos van a permitir salir de la crisis (...) El Gobierno tiene una agenda reformista muy agresiva para las próximas semanas y meses", ha indicado De Guindos.

De Guindos ha manifestado que subir impuestos es desagradable e impopular, pero de no hacerlo "nos lo hubieran impuesto otros".

En su opinión, las reformas que se deben hacer no pueden consistir sólo en un planteamiento de mero ajuste de contracción del gasto. Ha asegurado que el Gobierno tiene una "agenda reformista muy agresiva" en los ámbitos laboral, financiero, del mercado de bienes y servicios, y competitividad, y ha indicado que sólo con recortes de gastos y subida de impuestos "nos meteremos más en una situación contractiva".

Respecto a las declaraciones de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien ha señalado que el Gobierno socialista ha dejado un país "en la ruina económica y social", De Guindos no ha querido calificarlas, pero ha subrayado que "la situación es la que es" y que prefiere mirar hacia adelante.

El responsable de Economía ha asegurado que los esfuerzos para salir de esta crisis se deben distribuir entre todos: sociedad, agentes sociales y partidos políticos, y también las compañías eléctricas, que deben tener "un servicio adecuado a precio adecuado".

"Muy solidario" con los "esfuerzos de austeridad" de Catalunya
Preguntado sobre la medida adoptada por la Generalitat de Catalunya de cobrar un euro por receta médica, ha respondido que no sabe si será aplicable a nivel general ya que todas las comunidades autónomas no se encuentran en la misma situación, pero que se siente "muy solidario" con los esfuerzos de austeridad del Gobierno catalán.

Justifica avales a la banca para evitar el cierre del crédito
El ministro ha justificado la posibilidad del Estado de otorgar avales a la banca por 100.000 millones de euros en el ejercicio 2012 para evitar el cierre de crédito, y consideró que no adoptar dicha medida hubiera sido "una gran irresponsabilidad". Esta medida, que no fue anunciada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Consejo de Ministros del pasado viernes 30 de diciembre, forma parte del decreto de ajuste del Gobierno publicado al día siguiente en el Boletín Oficial del Estado.

Los 100.000 millones de euros servirán para avalar "emisiones de bonos y obligaciones nuevas que realicen las entidades de crédito residentes en España con una actividad significativa en el mercado de crédito nacional", indicó De Guindos.

El titular de Economía explicó que dichos avales servirán para que las entidades acudan a las subastas de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), dado que la banca española tiene "enormes dificultades de financiación en los mercados de capitales".

Sanear activos inmobiliarios
Asimismo, De Guindos ha recalcado la necesidad de sanear los activos ligados al sector inmobiliario de la banca y la importancia de una nueva ronda de consolidación entre entidades para reactivar el crédito. "La reforma financiera va a ser importantísima; en las próximas semanas debemos tener un esquema de actuación claro y transparente", dijo.

Respecto a la posibilidad de crear un 'banco malo' que aglutine los activos tóxicos del sector financiero ligados al ladrillo, el ministro dijo que lo importante no es el instrumento que se emplee, sino el objetivo de minimizar el impacto del saneamiento sobre las cuentas públicas. "Tiene que minimizarse el impacto del saneamiento bancario sobre los contribuyentes, y ese va a ser el principio básico y que va a guiar la reforma del sector financiero", argumentó.

Por otro lado, respecto a la tasa a las transacciones financieras, De Guindos dijo que se está negociando en el ámbito europeo, e incidió en que dicha tasa no ha de trasladarse a los usuarios de los bancos.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar