Unas 600.000 personas dejan de fumar tras la Ley Antitabaco

Las ventas de cigarrillos se desploman un 17% en los once primeros meses

Madrid. (Agencias)

Unas 600.000 personas han dejado de fumar durante el primer año de vigencia de la nueva Ley Antitabaco, que prohíbe fumar en lugares públicos cerrados, y se han vendido 500 millones de cajetillas menos, un 17%, según estimaciones del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Esta entidad, que reúne a más de 40 sociedades científicas y del sector sanitario, ha manifestado en un comunicado su satisfacción por los efectos de la ley, que entró en vigor el 2 de enero de este año.

A pesar del impacto de la norma en el consumo, más del 25% de los españoles siguen siendo fumadores, mientras que en otros países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Suecia, la tasa está por debajo del 15%.

Según los datos 'provisionales' del CNPT, los ingresos hospitalarios por infarto agudo de miocardio se han reducido en un 10% y por asma infantil en un 15%. Además, la contaminación en el interior de los locales por partículas finas del humo del tabaco ha descendido un 90%.

Este Comité ha puesto de relieve que la ley no ha tenido efectos negativos en la asistencia a bares y restaurantes ni en el turismo, que ha aumentado un 7% en 2011. "La nueva legislación antitabaco ha sido aceptada con naturalidad por los españoles como demuestra un cumplimiento muy alto, salvo incidentes puntuales", según el CNPT.

Este comportamiento de las ventas, que prosigue con los descensos registrados en 2009 (-9,9 por ciento) y en 2010 (-10,97 por ciento), se produce en un contexto de crisis marcado además por la entrada en vigor en enero de la nueva Ley Antitabaco y por la 'guerra de precios' entre las tabaqueras.

A precios de venta al público en expendedurías, las cajetillas vendidas entre enero y noviembre alcanzaron un valor de 10.357,8 millones de euros, un 5,88 por ciento inferior a la facturación del mismo periodo del año pasado.

En términos mensuales, las ventas retrocedieron un 19,6 por ciento en noviembre respecto al mismo mes de 2010, hasta 225,47 millones de unidades, con un valor de 876,68 millones de euros (-8,68 por ciento).

En cuanto al resto de labores, las ventas de picadura de liar descendieron un 6,6 por ciento en los once primeros meses del año, hasta 4,65 millones de kilos. La facturación se situó en 581,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 32 por ciento, debido a la subida de precios aplicada por las tabaqueras tras el último alza de impuestos.

Por contra, se dispararon las ventas de picadura de pipa, cuyo volumen se ha multiplicado por casi cuatro entre enero y noviembre de 2011 respecto a los once primeros meses del año pasado, debido a que se está utilizando para liar por su menor precio, según el sector.

Marlboro, perteneciente a Philip Morris, se mantiene como marca líder en el 'ranking' del mercado de cigarrillos en valor, aunque con una cuota del 14,5 por ciento, más de un punto por debajo del mismo periodo del año anterior.

Le sigue Winston (Japan Tobacco International), que eleva su cuota del 10,6 al 11,4 por ciento; Fortuna (Altadis), que baja del 10 hasta el 8,78 por ciento, y Chesterfield, que pasa de un 8,8 a un 8,2 por ciento.

Leer más noticias em LaVanguardia.com

Más sobre: