Camps y Costa llegan al Palacio de Justicia para ser juzgados por cohecho impropio en el caso de los trajes

El ex presidente valenciano llega al Palacio de Justicia 45 minutos antes de la constitución del juzgado saludando a varios diputados y miembros del PPCV que le esperaban en la puerta

Valencia (Agencias).

El ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ha llegado al Palacio de Justicia, 45 minutos antes de la constitución del juzgado que le va a juzgar por un delito de cohecho pasivo impropio en la causa de los trajes derivada del caso 'Gürtel'. Ha llegado en coche, acompañado de su abogado Javier Boix y al bajar a saludado a varios diputados y miembros del PPCV que le esperaban en la puerta junto a su mujer, Isabel Bas, que ha llegado unos minutos antes. El ex presidente también ha saludado a la Policía y algunos medios gráficos antes de entrar. Camps ha asegurado a su llegada al TSJCV que no se encuentra nervioso.

Por su parte, el ex secretario del PPCV y actual diputado en las Cortes Valencianas, Ricardo Costa, ha llegado al Palacio de Justicia, sobre las 9.30 horas, media hora antes de la constitución del juzgado que le va a juzgar. Costa ha llegado a pie junto a su abogado, con el gesto serio y sin detenerse con nadie antes de entrar en la sede judicial, que se encuentra acotada por un fuerte dispositivo de la Policía y donde ha sido increpado por miembros del Colectivo contra la Corrupción que se han concentrado frente a las puertas de este edificio.

Momentos antes de las nueve de la mañana también se han acercado a las puertas del tribunal algunos diputados y cargos 'populares' del Parlamento valenciano como María José García Herrero, la ex consellera de Cultura Trini Miró, el ex conseller de Educación Alejandro Font de Mora, y la directora del IVAM, Consuelo Císcar.

Enfrente del Palacio de Justicia una veintena de personas se congregan con pancartas y algunos grupos de ciudadanos, que no pertenecen a ninguna plataforma y que se manifiestan a título particular contra la corrupción con caretas de 'anonymus'. La Policía Local ha establecido un dispositivo para regular el tráfico ante la concentración de personas a en los alrededores del Tribunal.

Comienza la selección de las nueve personas que les juzgarán

La selección de las nueve personas que formarán parte del tribunal del jurado que desde este lunes juzgará al ex presidente de la Generalitat y al ex secretario general del PPCV ha comenzado a las 10.15 horas. En total estaban citados como precandidatos a formar parte del jurado 29 personas -una de ellas fue en las listas del PSPV como independiente-, después de que el tribunal aceptara la pasada semana las excusas presentadas por otras siete por motivos de enfermedad, por ser mayor de 65 años y por embarazo.

De estas 29 personas se irá haciendo un sorteo y cada una de las partes (las acusaciones y defensas) podrán recusar hasta cuatro precandidatos. Cuando se hayan seleccionado a 9 personas y a dos suplentes finalizará el sorteo. Estas nueve personas seleccionadas serán las que juzgarán a Camps y a Costa y las que dirán si es culpable o no culpable de un delito de cohecho pasivo impropio. Su decisión podrá ser luego recurrida por cualquiera de las partes.

El sexto ex presidente autonómico en sentarse en el banquillo

Camps se ha convertido hoy en el sexto ex presidente autonómico que se sienta en el banquillo, en este caso acusado de un delito continuado de cohecho pasivo impropio. Antes que Camps, ha habido otros cinco ex presidentes autonómicos que fueron juzgados, después de haber dimitido o haber sido expulsados de su cargo con anterioridad.

Además de esos cinco casos, el ex presidente de Cantabria Juan Hormaechea fue juzgado en 1994, cuando era presidente de Cantabria, y condenado a seis años de prisión y catorce de inhabilitación absoluta, por malversación de fondos públicos y prevaricación. Tras varios recursos, el Tribunal Supremo dictó, en 2004, una sentencia que le condenaba a tres años de cárcel y trece de inhabilitación.

Demetrio Madrid (PSOE), presidente de la Junta de Castilla y León entre 1983 y 1986, fue imputado por una querella presentada por once trabajadoras de la empresa textil de la que era propietario. Tras la imputación dimitió y en 1990 el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León le absolvió.

Gabriel Cañellas (PP), presidente de Baleares desde 1983, dimitió en 1995, a los pocos días de jurar de nuevo su cargo, por el caso Calvià. Fue imputado de cohecho y prevaricación por el supuesto cobro de comisiones en la concesión de infraestructura pública, y del Túnel de Sóller. En 1997 fue absuelto de ambos delitos.

Javier Otano (PSOE), presidente de Navarra entre 1995 y 1996, dimitió al conocerse que la justicia investigaba la existencia de una cuenta bancaria en Suiza a su nombre. Fue acusado de un delito de cohecho en la trama navarra del "caso Roldán", conocida como "caso Otano", que se cerró definitivamente, sin sentencia, en 2004 porque el tribunal entendió que el delito había prescrito.

José Marco (PSOE), presidente de Aragón entre 1993 y enero de 1995, dimitió antes de ser juzgado y condenado, en junio de ese mismo año, a trece meses de cárcel y seis de inhabilitación por malversación de caudales y falsedad en documento público en el denominado "caso del Sillón".
En 1998, fue condenado por el "caso de los Espías" a nueve meses de prisión, dos de inhabilitación y a devolver 90.000 euros. No ingresó en prisión por un cambio en el Código Penal.

Gabriel Urralburu (PSOE), presidente de Navarra entre 1984 y 1991, que fue encarcelado cuatro años después por haber cobrado comisiones ilegales en obras públicas durante su mandato, en el llamado "caso Otano".

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar