Rajoy y Zapatero se reúnen durante dos horas en la Moncloa

En el encuentro ambos han dado un repaso general a la situación y han acordado volver a verse en breve

Madrid. (Redacción y EFE).

El presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, y su sucesor en el cargo, Mariano Rajoy, se han reunido este miércoles por la tarde en el Palacio de la Moncloa. La reunión ha tenido una duración de unas dos horas y en ella, ambos han dado un repaso general a la situación económica y han analizado el proceso de traspaso de poderes.

La cita, "cordial" según ambas partes, se ha celebrado entre las cinco y las siete de la tarde fuera de los focos de los medios de comunicación y ha tenido como eje la crisis de la zona euro y de los mercados, así como el Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas el 9 de diciembre, al que acudirá Zapatero como presidente en funciones.

Han dado de esta forma los primeros pasos para el traspaso de poderes y han quedado en reunirse de nuevo antes de la cumbre europea, en la que no está previsto que participe ningún representante del PP.

Primeras negociaciones entre Jáuregui y Sáenz de Santamaría

Horas antes de esta entrevista se habían reunido también en La Moncloa el ministro de la Presidencia en funciones, Ramón Jáuregui, y la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, encargados de coordinar la transición durante las próximas semanas.

El Gobierno en funciones se ha comprometido a mantener informado al PP de todas las decisiones que adopte en las próximas semanas y a consensuar la posición española en negociaciones y cumbres internacionales que se celebren antes de la investidura.

Según ha destacado el PP en un comunicado, Jáuregui y Sáenz de Santamaría han abordado los cauces para que el partido reciba la información y la documentación que necesita de cara a formar Gobierno, la situación económica, los asuntos que exigen que el Ejecutivo en funciones tome decisiones y la agenda internacional de los distintos ministerios.

Jáuregui ha estado acompañado por el director del gabinete del jefe del Ejecutivo, José Enrique Serrano, y el secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios, José Luis de Francisco; mientras que Sáenz de Santamaría ha acudido a la Moncloa junto al secretario de Economía del PP, Álvaro Nadal, y el secretario general de su grupo parlamentario, José Luis Ayllón.

El Gobierno se compromete a informar al PP

Según un comunicado del Ministerio de la Presidencia, el Gobierno mantendrá informado al PP de su "gestión ordinaria", en especial de los asuntos que estudie la Comisión de secretarios de Estado y de subsecretarios para enviarlos al Consejo de Ministros.

También se ha establecido un mecanismo para informar al PP "de los asuntos o actividades que impliquen la toma de una posición política por parte del Gobierno en funciones, en negociaciones, reuniones sectoriales o en cumbres internacionales, en las que se buscará el acuerdo para la fijación de la posición española".

Los dos equipos, que seguirán manteniendo contactos y reuniones a lo largo de las próximas semanas, han estudiado el calendario del traspaso de poderes, que comenzará oficialmente a partir de la investidura de Mariano Rajoy como jefe del Ejecutivo por el pleno del Congreso y de la toma de posesión de los ministros.

También han analizado la documentación que el Gobierno en funciones entregará al PP en ese traspaso, punto importante ya que, como ha señalado el presidente del Comité Electoral del PP, Miguel Arias Cañete, para aprobar el primer ajuste es necesario "saber exactamente cuál es la situación de la economía española". "No es lo mismo afrontar una reducción del gasto público de 15.000 millones de euros que de 30.000", ha señalado en Onda Cero.

Las cámaras de televisión han podido captar los primeros minutos del encuentro y la conversación distendida de Jáuregui y Sáenz de Santamaría.
"Vienen tiempos malos", ha señalado Jáuregui en referencia a la complicada coyuntura económica tras felicitar a la dirigente popular por su reciente maternidad.

El artículo 21 de la Ley de Gobierno regula el trabajo del Ejecutivo en funciones y establece que debe facilitar "el normal desarrollo del proceso de formación" del nuevo gabinete y el traspaso de poderes, limitando su gestión "al despacho ordinario de asuntos públicos" salvo "casos de urgencia debidamente acreditados o por razones de interés general".

El decreto de convocatoria de las elecciones fijó la sesión de constitución de la Cortes para el 13 de diciembre con lo que, según diversos cálculos, la sesión de investidura tendría lugar el 20 o el 21 de diciembre para que el nuevo Gobierno tomara posesión antes de Nochebuena.

El vicepresidente territorial en funciones, Manuel Chaves, ha avanzado hoy la posibilidad de acortar plazos para que la investidura se celebre el 15 o el 16 de diciembre, aunque el presidente del Congreso, José Bono, ha recordado que hay que esperar a que se formen los grupos parlamentarios y a que el rey se reúna con los representantes de las fuerzas políticas.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: