UN EQUIPO DE CONFIANZA

Los nombres clave del equipo de Rajoy

Sus colaboradores en los últimos cuatro años formarán el núcleo de apoyo del futuro presidente

Por Carmen del Riego

Rajoy sí tiene equipo. La leyenda urbana de que no contaba con un grupo de fieles ha dejado de ser cierta. Nadie duda en el PP de que quienes han estado a su lado estos duros cuatro años formarán el núcleo duro de su equipo y de su gobierno. Durante la campaña el propio Rajoy ha dado pistas y ha colocado a algunos como favoritos en las quinielas, quienes le acompañan en la lista de Madrid: Soraya Sáenz de Santamaría, Ana Mato, Alberto Ruiz-Gallardón, Miguel Arias Cañete, pero también José Manuel Soria, presidente del PP de Canarias, y, cómo no, Ana Pastor, Cristóbal Montoro, Federico Trillo, Jorge Moragas, Jorge Fernández Díaz o Esteban González Pons.

Son casi más nombres que miembros tendrá su gabinete, porque Rajoy ya ha anunciado que será reducido y austero. Zapatero se irá con 13 ministros y dos vicepresidentes tras la salida de Rubalcaba, con lo que en el PP se cuenta con nueve o diez ministerios y quizá sólo una vicepresidencia, la económica. La política la ostentaría de facto Soraya Sáenz de Santamaría, a quien todos colocan de ministra de Presidencia, con o sin vicepresidencia. Un puesto que a priori parecería reservado a Alberto Ruiz-Gallardón, a quien otros colocan en Defensa, aunque también lo ven de presidente del Congreso para una legislatura difícil que requerirá consensos por la situación económica. Un puesto para el que hay otros candidatos, como Jorge Fernández Díaz.

Porque aunque Rajoy ha dicho en sus mítines que su gobierno no responderá a cuotas territoriales, pocos dudan de que habrá un ministro catalán. Cristóbal Montoro, fijo en las quinielas aunque pocos lo ven en Economía, cubriría la cuota andaluza. Y la gallega Ana Pastor, que no volvería a Sanidad, sino que podría tener como destino Interior, del que ya fue subsecretaria. Federico Trillo, quizá en Justicia, y Santiago Cervera en Sanidad tienen números para completar un gobierno muy corto, al que le falta poner el nombre principal, el ministro de Economía. Para ese puesto abundan las quinielas: desde el mismísimo Francisco González, aunque en el PP no se acaba de ver con buenos ojos que un banquero, presidente del BBVA, acabe de ministro de Economía, hasta Luis de Guindos, Fernando Bécquer o José Manuel González Páramo.

Pero no todo acaba en el gobierno. Ana Mato y Esteban González Pons continuarán junto a Rajoy, con puestos de mando en el Congreso o en el partido, como secretaria general o como portavoz del grupo parlamentario, aventuran sus compañeros.

SORAYA SÁENZ DE SANTAMARÍA. EL PESO POLÍTICO DEL GOBIERNO

Entró en política de la mano del Rajoy vicepresidente del Gobierno y el Rajoy presidente la colocará, casi con toda seguridad, como su número dos, en el puesto que tenía él cuando la eligió entre varios abogados del Estado para ser su asesora. Le demostró su valía con la crisis del Prestige. Los últimos cuatro años ha dirigido la oposición del PP desde su cargo de portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, nombramiento que levantó muchas ampollas en amplios sectores del PP, que criticaron sin recato que Rajoy pusiera en una responsabilidad tan importante "a becarios", como decían entonces. Poco a poco se ganó el respeto de los demás grupos, y después el del suyo, y sus debates con la que fue vicepresidenta de Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega, acabaron de consagrarla hasta convertirla en imprescindible para Rajoy y el PP.

ESTEBAN GONZÁLEZ PONS. UN COMODÍN

Ha sido portavoz en el Senado, ha ejercido cargos de responsabilidad en el partido, ahora con Rajoy y antes con Aznar, y tiene experiencia de gestión como conseller en la Generalitat valenciana. Esto hace que González Pons esté en las quinielas para casi todo: secretario general si Cospedal deja el cargo, como parece que aconsejan sus responsabilidades de presidenta de Castilla-La Mancha; podría ser portavoz en el Congreso, pero también ministro. Hay quien le coloca en Administraciones Públicas, pero también en Interior e incluso en Trabajo.

MIGUEL ARIAS CAÑETE. ¿CAMINO A EXTERIORES?

Miguel Arias Cañete, que ya fue ministro de Agricultura con José María Aznar, está fijo en todas las quinielas, aunque varía el ministerio que se le adjudica. Mientras su entorno habla sin lugar a la duda del Ministerio de Exteriores, en otros ámbitos se le vuelve a señalar para Agricultura, no en vano es uno de los nombres que Mariano Rajoy siempre pronuncia en sus mítines como uno de los grandes ministros de Agricultura que ha tenido España, junto a la fallecida Loyola de Palacio.

ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN. DEL AYUNTAMIENTO AL GOBIERNO O...

La inclusión en la lista del PP por Madrid, en el puesto número tres, se vio como el primer paso para el trayecto de Alberto Ruiz-Gallardón de la alcaldía madrileña al Gobierno. Son muchos los puestos que se han barajado para el todavía alcalde de Madrid, desde la vicepresidencia política al Ministerio de Fomento, pero en el PP empieza a cobrar fuerza la posibilidad de que vaya de ministro de Defensa, e incluso, especulan ya en el PP, sería un buen presidente del Congreso para una legislatura que necesitará de mucha mano izquierda.

ANA MATO. EN LA SALA DE MÁQUINAS

Tiene mucho futuro político. Así lo dijo Mariano Rajoy en un mitin de inicio de campaña, cuando la señaló junto a otros pocos elegidos como piezas clave de su futuro político. La duda en el PP es si Ana Mato irá por fin al gobierno, ya que es una de las pocas dirigentes próximas a Aznar que no llegaron a ocupar una cartera en sus gobiernos y se quedaron en el partido. Ahora tiene posibilidades de ir al Ejecutivo, pero otros la sitúan en el PP, esta vez como secretaria general, para controlar que todo el partido reme a favor de Rajoy.

ANA PASTOR. UN APOYO DE CONFIANZA

Es de las pocas personas que siempre han acompañado a Mariano Rajoy, desde Galicia. Pontevedreses ambos, Rajoy se la llevó al gobierno, como subsecretaria, cuando él era ministro del Interior, y después llegó al Ministerio de Sanidad. Pero ahora, en el PP la ven más como ministra del Interior, dada la importancia de la gestión de la lucha antiterrorista tras el abandono de las armas por ETA. Rajoy necesita en ese puesto a alguien que conozca el ministerio, de quien se fíe totalmente, y que no se haya significado en el pasado.

JORGE MORAGAS. DE LA MANO DEL PRESIDENTE

Jorge Moragas lleva todas las papeletas para ser lo que ha sido en los últimos cuatro años, la sombra de Rajoy. Por eso lo más probable es que el diputado catalán vuelva al Gabinete del presidente del Gobierno, donde ya estuvo con José María Aznar. Además, el carácter internacional de la legislatura, por su dependencia de Europa, hacen que el papel de jefe de gabinete tenga una importancia mayor que Jorge Moragas podría cubrir sin problemas, dada su buena relación con los gabinetes francés, alemán y británico, principalmente.

FEDERICO TRILLO. FUSIÓN DE MINISTERIOS

Federico Trillo ha fijado la política antiterrorista del PP en los últimos cuatro años, cuando se recondujeron las relaciones entre el PSOE y el PP y se reafirmó la unidad de la lucha antiterrorista, de ahí que junto con Ana Pastor sea la persona que más suena para el cargo de ministro del Interior, aunque parecería que la cartera de Justicia iba más con su perfil profesional. Por eso, y ante la reducción de carteras, hay quien piensa que Rajoy puede optar por unir los dos ministerios.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar