Detectada radiactividad en campos de arroz en Japón

El Gobierno de Fukushima ha afirmado que se han detectado 630 becquerelios de cesio radiactivo por kilogramo

Tokio (Agencias).

Análisis realizados a varias cosechas de arroz recogidas en la prefectura japonesa de Fukushima han detectado trazas de radiactividad por encima del nivel de seguridad permitido por el Gobierno, según ha informado la cadena de televisión pública NHK.

El Gobierno de Fukushima ha afirmado que se han detectado 630 becquerelios de cesio radiactivo por kilogramo en el arroz proveniente de un campo en el distrito de Oonami, en la ciudad de Fukushima.

El edificio del reactor de la Unidad 2, en la central nuclear de Fukushima, en la ciudad de Okuma, al noreste de Japón


El Gobierno nipón anunció hoy que estudia prohibir la venta de arroz de un área de la ciudad de Fukushima, a 70 kilómetros de la accidentada central atómica, tras detectar en una partida niveles de cesio por encima de lo recomendado.

La muestra de cereal, en la que se detectaron 630 becquereles de cesio radiactivo por kilo, por encima de los 500 que recomienda el Ejecutivo japonés, fue cultivada en la zona montañosa de Onami, al oeste de la capital de la provincia.

"Estamos considerando restringir los envíos de arroz cosechado en la zona de Onami y llegaremos a una conclusión lo antes posible", según declaraciones del ministro portavoz, Osamu Fujimura, recogidas por la agencia local Kyodo.

Es la primera vez que una partida de grano registra niveles tan elevados de cesio desde el inicio de la crisis nuclear en la planta de Fukushima Daiichi, golpeada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

Fujimura explicó que el arroz de esta explotación aún no ha sido comercializado este año, aunque la administración ha pedido a los agricultores de la zona de Onami que de momento no envíen cargamentos de sus parcelas a las tiendas.

Por su parte, el Gobierno de Fukushima, que tras el accidente nuclear examina el arroz de granjas situadas en las 48 localidades que lo cultivan en la provincia, anunció que inspeccionará a fondo el cereal de las aproximadamente 150 explotaciones que hay en Onami."Tengo entendido que el problema no se agravará", explicó Fujimura en un intento de reducir la preocupación de los ciudadanos, informa EFE.

El asunto se sigue con atención en Japón, donde el arroz tiene una gran significado en la cultura nacional y es la base de su dieta.Los datos más recientes del Ministerio de Agricultura nipón con respecto al consumo anual de arroz indican que cada japonés ingirió más de 85 kilos en 2009.

El nivel máximo permitido es 500 becquerelios por kilogramo. Oonami se encuentra a unos 50 kilómetros de la central nuclear de Fukushima-1, afectada por el terremoto y posterior tsunami del pasado 11 de marzo, que provocó daños estructurales a la instalación.

Los análisis administrativos se han realizado poco después de que una cooperativa agrícola local hiciera público que había detectado dosis de cesio por encima del límite permitido.

La prefectura ha señalado que la granja en cuestión ha producido unos 840 kilogramos de arroz este año y que el arroz recogido está almacenado y no ha salido a circulación.

Para asegurar las medidas, la prefectura de Fukushima ha prohibido a todos los agricultores del distrito que exporten su arroz.

El Gobierno central ha asegurado que está considerando prohibir la exportación de arroz de todo el distrito en su conjunto. Esta es la primera vez que se detectan niveles de radiación por encima del límite gubernamental en campos de arroz desde el accidente nuclear.

El mes pasado, la prefectura permitió la venta de arroz del distrito tras realizar pruebas en dos localizaciones, que confirmaron que los niveles estaban por debajo de los considerados seguros.

Tanto el Gobierno de la prefectura como la cooperativa han afirmado que llevarán a cabo nuevas pruebas y análisis más exhaustivos para comprobar el impacto de la radiación y evitar que alimentos contaminados lleguen al mercado.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: