Doce años viviendo con los padres equivocados por un 'cruce' de niñas en un hospital ruso

Una prueba de paternidad por una pensión alimenticia destapa una terrible equivocación en una maternidad

Barcelona. (Redacción).

Lo que en un principio comenzó con un litigio sobre la pensión alimenticia de una niña de 12 años, ha acabado por destapar una terrible equivocación ocurrida hace más de una década en una maternidad de Rusia. Dos familias rusas han descubierto que sus bebés fueron accidentalmente ‘cambiados’ en el hospital y entregados a los padres equivocados, según publica la BBC.

El descubrimiento lo desencadenó el divorcio de Yulia Belyaeva y su marido, cuando este se negó a pagar una pensión alimenticia y la mujer pidió unas pruebas de ADN para demostrar que ese hombre era el padre de su hija Irina. Las pruebas no sólo revelaron que no tenía ningún vínculo biológico con la niña, sino que ella tampoco era la madre.

Yulia Belyaeva se puso en contacto con la policía, que inició una investigación para encontrar a su hija biológica. Al cabo de pocas semanas, las pesquisas concluyeron que la niña, que se llama Anya Iskanderova, vivía apenas a media hora en coche de la casa de su madre biológica.

El padre de Anya, Naimat Iskanderov, también divorciado, en un primero momento se negó a creer lo que le relataba la policía, pero al ver una fotografía de Irina creyó verse a si mismo reflejado en la pequeña.

Desde entonces, ambas familias se reúnen con regularidad, aunque ambos padres reconocen que existen tensiones entre ellos. Irina es cristiana, y Anya musulmana, y ambos progenitores quisieran no haber conocido nunca la verdad y seguir con sus vidas como eran antes.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: