Cameron afronta una rebelión por un referéndum sobre Europa

El primer ministro británico se enfrenta hoy a una votación en la Cámara de los Comunes impulsada por los conservadores que pide salir de la UE

Londres (EFECOM).

El primer ministro británico, el conservador David Cameron, afronta hoy la primera rebelión en las filas de su partido desde su llegada al poder por una moción que pide un referéndum sobre la permanencia en la UE.

Los diputados debaten y votan hoy en la Cámara de los Comunes -a partir de las 15.30 GMT- esta moción, firmada por 61 parlamentarios conservadores, pero a la que se opone el mismo Cameron, así como el Partido Laborista, primero de la oposición, y el Partido Liberal Demócrata, tercera formación que está en coalición con los "tories".

Si bien todo indica que la moción no prosperará, ya que los tres principales partidos han pedido a sus diputados que voten en contra, el respaldo que ha recibido de un gran número de parlamentarios conservadores supone una prueba a la autoridad de Cameron.

Como manera de atajar el ala más euroescéptica de su formación, el jefe del Gobierno ha impuesto una estricta disciplina parlamentaria y ha pedido a sus diputados que voten hoy en contra, de lo contrario pedirá a los que decidan apoyar la moción y formen parte del Gobierno que dimitan de sus puestos.

Ante la votación de hoy, Cameron dijo a la prensa ayer en Bruselas que éste no es el momento de pensar en un referéndum sino en concentrarse en resolver la situación en la zona del euro.

La votación de hoy amenaza con reiniciar las viejas rivalidades en el seno del Partido Conservador sobre la Unión Europa (UE), como ocurrió en los pasados años noventa.Algunos diputados conservadores no han ocultado su malestar con la sesión parlamentaria de hoy porque no se les da la posibilidad de contar con libertad de voto.

El secretario del llamado Comité 1992, grupo formado por diputados conservadores de línea euroescéptica, dijo hoy que los parlamentarios "tories" "no quieren una confrontación, pero "está claro que hay algunos en el Gobierno que quieren la confrontación", en referencia a la dura disciplina impuesta por Cameron.

Según la propuesta de plebiscito presentada por un grupo de diputados conservadores, a los votantes se les daría tres opciones: que el Reino Unido permanezca en la UE como hasta ahora, abandonarla o negociar los términos en lo que continuar.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: