Messi y Piqué, a favor de la dieta sana

La campaña 'Som el que fem, som el que mengem' fue presentada por la FundaciónFC Barcelona, y por las fundaciones dirigidas por Valentí Fuster y Ferran Adrià

Josep Corbella

Como en una de esas jugadas tan hábilmente trenzadas por los jugadores del Barça, Messi y Piqué marcaron ayer un golazo a favor de los Hábitos Saludables en la Infancia y en contra del equipo Dietas Desequilibradas. Tuvieron un papel decisivo en la jugada el cardiólogo Valentí Fuster y el cocinero Ferran Adrià, auténticos cerebros del equipo, que acumulan una larga experiencia en encuentros contra el DD, un rival que puede hacer más daño que el mismísimo Mourinho.



La jugada se puede ver en el vídeo de Som el que fem, som el que mengem, campaña de la Fundació FC Barcelona presentada ayer que cuenta con la colaboración de las fundaciones She (liderada por Fuster) y Alícia (liderada por Adrià). La campaña, que incluye talleres de alimentación y actividad física, aspira a llegar a 17.000 niños y jóvenes de 50 municipios de Catalunya en los próximos meses, además de aquellos que se limiten a ver el vídeo.

En el vídeo sale un Messi adolescente, de la época en que se estaba formando en la Masia, diciendo: "Yo sé que si entreno mucho y como sano, cuando sea grande, llegaré al Balón de Oro". Se explica uno de los menús que comieron los jugadores del Barça cuando ganaron la Champions en París. Y se descubre que a Piqué le gusta encontrar trozos de melocotón picado en el yogur.

La campaña, en la que también participan la Generalitat y distintos ayuntamientos, está dirigida a niños y jóvenes porque "es a estas edades cuando es más fácil inculcar hábitos saludables", explicó Valentí Fuster. En cambio, "es muy difícil corregir hábitos poco saludables de adultos".

Los protagonistas de la jugada esperan que, gracias al vídeo colgado en YouTube con traducción al inglés, se vea más allá de Catalunya y que las dietas saludables de Messi y Piqué sean un modelo para niños de otros países. "Esto no puede quedar aquí", dijo Adrià, que reconoció haber adelgazado veinte kilos gracias a Fuster. "Tenemos que lograr que este mensaje tenga un alcance mundial".

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar