EE.UU. ratifica que Odyssey entregue a España el tesoro del buque del siglo XIX

Por su parte, la empresa dedicada a la explotación marina anunció que no cejará en su empeño por mantener en sus manos el tesoro

Washington. (DPA)

Una corte de apelaciones de Estados Unidos ratificó hoy la decisión judicial que obliga a la empresa Odyssey a devolver a España el tesoro de 500 millones de dólares que encontró en un buque español del siglo XIX hundido en el Atlántico, si bien la firma anunció que seguirá luchando contra el fallo.

El tribunal de apelaciones del Circuito 11, en Atlanta (Georgia), dictaminó hoy que la corte de Florida que falló a favor de España en el caso del tesoro del buque en disputa, "Nuestra Señora de las Mercedes", "no se equivocó" cuando ordenó a Odyssey hace dos años entregar las monedas de oro y plata halladas en el barco hundido.

En un comunicado, la embajada española en Washington afirmó estar "extremadamente satisfecha" de que el tribunal de apelaciones resolviera "completamente" a favor de España.

"La decisión es clara y rotunda y totalmente coherente con los principios que hemos defendido desde el comienzo del asunto", señala la nota oficial, según la cual se trata de un "resultado que España había perseguido desde el primer momento".

Sin embargo, Odyssey anunció en otro comunicado emitido también poco después de la sentencia que no cejará en su empeño por mantener en sus manos el tesoro.

"Odyssey pedirá una audiencia en pleno ante el Circuito 11 de Apelaciones en el caso", dijo la empresa. En dicha sesión, "señalará que la decisión de hoy por un panel de sólo tres jueces (...) es contraria a las opiniones y fallos de la Corte Suprema de Estados Unidos", agregó.

La decisión de la Corte de Apelaciones se produce después de que Odyssey llevara ante sus jueces el caso que denomina "Black Swan" en diciembre de 2009, después de que un juez de Florida respaldara la decisión de que el tesoro de monedas de oro y plata hallado en 2007 por la empresa norteamericana en el Atlántico debe ser retornado a España, que reclama desde entonces el hallazgo.

Mientras que España afirma que el buque en disputa formaba parte de su Armada en el momento de su hundimiento, en 1804, Odyssey argumenta desde su hallazgo que el barco "cumplía un objetivo comercial ampliamente documentado, no militar" y que "más del 70 por ciento de su cargamento de monedas nunca perteneció a España", entre otros.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar