Alerta en la costa este

Nueva York, en estado de emergencia por el huracán Irene, no descarta evacuar a 270.000 personas

Millones de residentes de la costa este de EE.UU. se preparan para llegada del temporal

Por Efe

Millones de residentes en toda la costa este de Estados Unidos se preparaban desde hoy para la inminente llegada del huracán "Irene", que ha sido descrito como un "monstruo" capaz de causar enormes daños económicos. Las autoridades han ordenado evacuaciones en las áreas costeras y los estados de Carolina del Norte, Maryland, Virginia, Delaware, Connecticut, Nueva Jersey y Nueva York, han declarado el estado de emergencia. También se han suspendido vuelos ante el eventual paso del ciclón por la costa atlántica de Estados Unidos.

No se sabe aún a ciencia cierta la trayectoria del huracán, por lo que a lo largo y ancho de 1.126 kilómetros en la costa atlántica, las autoridades toman medidas de precaución. En Nueva York, las autoridades advierten de que el ciclón podría afectar toda la zona de Manhattan. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, afirmó en rueda de prensa que "esperamos lo mejor pero nos preparamos para lo peor" y anunció los planes de contingencia de la ciudad. Bloomberg no descartó una evacuación obligatoria de 270.000 residentes si empeora la situación.

Según los pronósticos meteorológicos, "Irene" registra vientos de 185 kilómetros por hora y se perfila como uno de los más fuertes en la costa este del país en los últimos siete años. El fenómeno natural es por ahora un huracán de fuerza 3 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, y podría llegar al nivel 4 en las próximas horas. Se prevé que toque tierra el sábado, posiblemente en Carolina del Norte. Durante una rueda de prensa, el gobernador demócrata de Maryland, Martin O'Malley instó a los residentes en zonas con riesgo de inundaciones a que abandonen sus hogares este fin de semana y encuentren refugio en otra parte porque se aproxima "un monstruo de huracán".

"Esto es grande, es mortífero, es un huracán que se mueve lento pero se acerca al estado de Maryland", dijo O'Malley tras recibir un informe de las autoridades para la gestión de servicios de emergencia. La empresa AIR Worldwide dijo hoy que el huracán posiblemente cause mayores pérdidas económicas en las Bahamas que las que dejó el huracán "Floyd" en 1999. El ciclón motivó el aplazamiento de la ceremonia de inauguración del monumento al fallecido líder de los derechos civiles afroamericano Martin Luther King Jr., prevista para el próximo domingo.

Por su parte, la gobernadora de Carolina del Norte, Bev Perdue, dijo en un comunicado que "Irene es una amenaza muy peligrosa para nuestro estado y debemos tomar las medidas de precaución para garantizar la seguridad de residentes y visitantes además de la infraestructura y propiedades de nuestra costa". En ese estado, la Patrulla de Caminos calcula que más de 300.000 personas abandonarán los condados más afectados y se dirigirán a Raleigh, la capital, o el sur de Virginia.

Se han habilitado ya refugios en las zonas del interior para los evacuados de los condados en peligro, como Dare. Las aerolíneas, entre ellas American Airlines y su filial American Eagle han cancelado centenares de vuelos hoy, la mayor parte en la zona del sur de Florida y las Bahamas, donde pasaba hoy el huracán.

Mientras, la Marina estadounidense comenzó a trasladar sus buques de guerra del sureste de Virginia a zonas alejadas de la posible trayectoria del huracán, para protegerlos de las fuertes lluvias, vientos y oleajes. La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) colabora en las evacuaciones, según explicó su director, Craig Fugate, que volvió a pedir a la población que se informe permanentemente de la evolución de "Irene".

El presidente de EE.UU., Barack Obama, de vacaciones en la isla de Martha's Vineyard (Massachusetts) hasta el próximo sábado, recibe informes periódicos sobre la evolución del huracán y las medidas para afrontarlo, según la Casa Blanca. "Irene", el primer huracán de la temporada de ciclones del Atlántico, ha dejado a su paso por el Caribe dos muertos y dos heridos en Haití, tres fallecidos en la República Dominicana y otro en San Juan (Puerto Rico).

En paralelo al avance de "Irene" hacia EE.UU., hoy se formó al este del Atlántico la décima depresión tropical, que podría transformarse en la tormenta José, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes. La peor tragedia reciente causada por un huracán en el país se remonta a agosto de 2005, cuando el huracán "Katrina" anegó Nueva Orleans. En ese desastre murieron unas 1.800 personas, 180.000 casas y edificios quedaron destruidos, y se registraron daños valorados en más de 75.000 millones de dólares.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar