La madre de Murray publica en Twitter su pasión por Feliciano López

Andy Murray dice sentirse avergonzado de su madre, que calificó a Feliciano de dios romano

Rafael Ramos. Londres

El mítico entrenador del Liverpool Bill Shankly acuñó la célebre frase de que “el fútbol no es una cuestión de vida o muerte, esmucho más importante que eso”, y lo mismo podría decirse del tenis. Si no, que se lo pregunten a Judy Murray, la madre del británico Andy Murray (número 4 del mundo), que ha decidido hacer público al planeta entero la atracción que siente por el jugador toledano Feliciano López. Y no precisamente por su dejada o su revés, más bien por su rostro latino y sus músculos abdominales...

Además de deporte, el tenis también es sexo, como la señora Murray –una divorciada de 50 años– ha dejado bien claro en una serie de comentarios en su cuenta de Twitter de los que se han hecho eco los periódicos británicos: “Un auténtico festín de Feli en Wimbledon, demasiado para el cuerpo” y “Oooooooooh, qué guapo estás, como siempre”.

El coqueteo virtual de la dama inglesa con el español de 29 años, a quien ha puesto el apodo de Deliciano, se ha convertido en la gran historia paralela del torneo, derrotando de largo a la polémica generada por los gruñidos que emiten las hermanas Williams (y otras campeonas) al golpear la pelota o a los modelitos y la belleza de Maria Sharapova. Judy Murray ha roto un tabú: ya no son sólo los hombres quienes hablan en público de lo buenas que están las tenistas.

La pasión de Judy por Feli dio al partido de ayer entre el número 4 y el número 44 del mundo un cierto aire de tragedia griega, con la madre de Andy Murray debatiéndose entre el amor filial a su retoño –el mejor jugador británico, pero que nunca ha conseguido ganar Wimbledon– y la pasión adolescente por el español al que ha definido en declaraciones a la televisión como “un dios romano”: “Hace poco estuve en Roma y vi las estatuas de los dioses; creo que la de Feliciano se encontraba entre ellas”. Caramba.

A Murray no le han hecho ninguna gracia los comentarios de su mamá, y lo dejó bien claro antes del partido de ayer en cuartos de final contra el español, insinuando incluso que le estaba perjudicando la concentración: “La cosa ha ido demasiado lejos; ya es hora de que se deje de tonterías porque me dan ganas de vomitar, todavía estoy avergonzado por decirle a Feli que mi madre piensa que está como un bombón, tengo cierta curiosidad por ver a quién apoya”. Las cámaras de televisión también estuvieron pendientes. Y aunque la señora Murray aplaudió con cortesía las buenas jugadas de Feliciano, se puso en pie para vitorear a su hijo y dejó claro dónde estaban las lealtades. Por lo menos de cara a la galería y en lo que al tenis estrictamente se refiere...

Feliciano López es zurdo, tiene dos títulos en su historial y 5,8 millones de dólares en su cuenta bancaria. Andy Murray es diestro, tiene 17 títulos (aunque ninguno del Grand Slam) y 16 millones de dólares. El toledano rompió el año pasado con su novia de larga duración María José Suárez, ex Miss España, mientras que el escocés sale de nuevo con Kim Sears, después de un alto en la relación supuestamente porque ella le criticaba la adicción a la PlayStation.

Ayer era la quinta vez que ambos se enfrentaban (todas las anteriores había ganado el británico), pero sobre todo se conocen bien al haber tenido como entrenador a Àlex Corretja y pasado muchas horas juntos. La relación personal de Murray y Feliciano es buena o por lo menos lo era antes de que la madre del primero se interpusiera expresando su admiración por los atributos masculinos del segundo. Y es que el sexo lo complica todo...

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: