El Banco de España insta a las autonomías a no retrasar la reducción del gasto

Fernández Ordóñez reclama ante los empresarios catalanes que avalan los recortes del Govern que se tomen decisiones "enérgicas" para cumplir el objetivo de déficit

Sitges (Barcelona) (EUROPA PRESS).- El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha instado a gobiernos autonómicos y locales a no retrasar más las decisiones "enérgicas" de reducción del gasto para lograr que España puede recortar su déficit.

Miguel Ángel Fernández OrdóñezVER GALERÍA


En su intervención en la XXVII Reunión Anual del Círculo de Economía, el gobernador ha reconocido que no es tarea fácil, pero ha urgido a que todos los niveles de gobierno cumplan este año "rigurosamente" sus compromisos de ajuste para hacer posible el logro del objetivo de 6% del déficit para todas las administraciones públicas. "Deberíamos esperar que a partir de ahora las autoridades autonómicas y locales no retrasen más las decisiones de reducción del gasto que son imprescindibles para cumplir la meta global", ha recordado.

Ordóñez ha constatado que si España lleva a cabo estos recortes, junto a otras reformas de calado, España podría aparecer el próximo año como un país de la zona euro que todavía tiene un déficit elevado, del 6% al final de 2011. Un porcentaje, que en su opinión, sería comparable con otros países grandes de la zona euro y con el nivel de deuda más bajo entre los países importantes de la zona.

El Gobernador ha alentado a controlar el gasto de las autonomías ante un foro de empresarios que este jueves avaló los recortes que la Generalitat ha llevado a cabo ya en sus cuentas del 2011, con un recorte del 10%.

Para el gobernador, "no es una tarea fácil", pero ha asegurado que, en el terreno de lo que ha denominado "consolidación fiscal", "hay poco que decir y mucho por hacer" ya que, a su juicio, "todo el mundo tiene que ser consciente de que el 6% fijado en el Programa de Estabilidad es un tema crucial, porque incumplirlo sería muy grave"

"Nadie lo ha hecho en Europa, es un esfuerzo importantísimo. Sólo a los griegos se les está pidiendo ahora. El tomar la decisión es una buena política, pero luego hay que cumplirla", ha insistido el máximo responsable del banco central. Por ello, Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha solicitado que "todos los niveles de gobierno cumplan este año rigurosamente sus compromisos de ajuste".

En opinión del máximo responsable del banco central español, esta reducción del gasto público es una de las tres principales tareas pendientes que tiene la economía española para recuperar la credibilidad de los mercados internacionales y conseguir, por tanto, mejores tipos de interés para sus emisiones de deuda, lo que ha calificado como "la mejor contribución que puede hacer España para resolver la crisis del euro".

Las otras dos tareas pendientes son la reforma del sistema de cajas y "un cambio profundo -ha dicho- en el marco legal e institucional del empleo". En su discurso, Fernández Ordóñez ha contrapuesto lo avanzado del saneamiento de las cajas a lo pendiente que se encuentran tanto la reforma laboral como el ajuste del gasto, en especial en las CCAA.

Sobre la reforma laboral, Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha reconocido que "un reforma de este tipo no nos llevaría rápidamente a situar nuestra tasa de paro en la media europea, que está por debajo del 10%".

Sin embargo, ha mantenido el gobernador que "una reducción de la tasa de paro, por modesta que fuera al principio, tendría consecuencias muy favorables sobre la confianza interna y externa en la economía española". "La reforma del marco institucional del empleo es imprescindible para aumentar la productividad y, así, recuperar la competitividad y aumentar nuestra tasa de crecimiento", ha dicho Fernández Ordóñez.

El gobernador, en cambio, ha destacado la buena marcha de la reestructuración del sistema de cajas, destacando que "hasta el momento se ha ido cumpliendo en los términos y plazos previstos por el legislador".

Para Fernández Ordóñez, sólo "queda todavía por ejecutar el tramo final de lo prescrito en el Decreto Ley de recapitalización que se aprobó en febrero", pero se ha mostrado optimista sobre que se pueda cumplir el calendario previsto que culminará el 30 de septiembre con la aprobación de los planes presentados por las cajas.

Sobre algunas preguntas respecto a la actuación del Banco de España para contener la burbuja, Fernández Ordóñez ha replicado que "yo dedico poco tiempo al pasado, a lo que tuvieron que hacer mis antecesores". "Voy a defender a mis antecesores y lo que España hizo, porque el origen fundamental fueron los bajos tipos de interés. Pero es evidente que se debía haber visto que había tipos de interés bajos y se tenía que haber intentado parar esto", ha señalado.

Fernández Ordóñez ha opinado que "es difícil que un regulador pueda parar esto. La introducción de provisiones dinámicas -ha destacado- fueron muy positivas y la gran banca ha podido resistir gracias a la acumulación de sus recursos". "Esto no impidió que el crédito llegase a crecer a ritmos del 20%, pero a lo mejor hubiera crecido más, y me parece absolutamente injusto decir que el Banco de España no hizo absolutamente nada", ha alegado Fernández Ordóñez.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: