La Fundación Gala-Salvador Dalí compra por 7,8 millones de euros la obra más cara jamás adquirida

'Elementos enigmáticos en un paisaje', que data de 1934, pertenece a la época surrealista del artista

El óleo 'Elementos enigmáticos en un paisaje', de Salvador Dalí EP
 

Figueres (Girona). (EUROPA PRESS). - La Fundación Gala-Salvador Dalí ha presentado este lunes bajo la cúpula del Museo-Teatro Dalí de Figueres (Girona) el óleo Elementos enigmáticos en un paisaje, una obra que data de 1934, que pertenece a la época surrealista del artista ampurdanés y que resulta ser la más cara jamás adquirida por la entidad, ya que ha costado once millones de dólares (7'8 millones de euros).

"Es un prodigio de pintura, pulcro, intenso y una buena pintura, una gran maravilla", ha destacado durante la presentación ante la prensa, el director del Teatro-Museo, Antoni Pitxot, quién también ha comentado con todo detalle cada uno de los elementos "enigmáticos" de la pintura, que pertenecía a un particular y que fue expuesta al público por última vez en 1999 en el Guggenheim Museum de Nueva York.

Así, Pitxot ha destacado que el gran protagonista es el espacio, en el que aparece el mismo Dalí de niño acompañado de una nodriza y en primer término el artista Vermeer de Delft --uno de los referentes de Dalí-- pintando.

También son muy importantes en la pintura de óleo sobre madera de 72'8x59'5 centímetros la luz que aparece a la izquierda que da forma a las piedras del muro; el espectro o fantasma; los cipreses tan característicos del Empordà, pintados con el fondo negro y un intenso verde; la torre de los enigmas de color rojizo y con pequeñas grietas y el campanario de un iglesia; además de los elementos del fondo, que recrean el típico paisaje ampurdanés, y el yin-yang, ha expuesto el director del museo.

La directora del Centro de Estudios Dalinianos, Montse Aguer, ha detallado durante la rueda de prensa de presentación de Elementos enigmáticos en un paisaje que están encantados con la adquisición ya que es "una gran contribución a la colección porqué la hace más excelente de lo que es", sobre todo después de estar siete años negociando con el que era el propietario de la pintura, ya que no quería venderla.

Se le siguió la pista después de la exposición que hubo en Nueva York en 1999, y desde 2004 se ha estado negociando su compra; incluso fue el mismo propietario el que le puso precio y así empezaron a negociar, "tuvimos que convencerle de que el cuadro estaría mejor aquí y que así podría disfrutarlo todo el mundo", ha comentado Aguer.

Después de esta compra millonaria, cabe recordar que la Fundación obtiene el dinero de la venta de entradas de los museos, de las tiendas y de los derechos de autor del artista, la entidad no mantiene negociaciones actualmente para adquirir más cuadros, pero a pesar del dinero gastado "no se frenará la compra de cuadros y si llega una oportunidad como ésta compraríamos", ha asegurado la directora.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: