El incendio que arrasa 1.500 hectáreas en Ibiza es el más grande que ha tenido lugar en la isla

El hombre detenido como presunto causante de las llamas ha pasado este mediodía a disposición del juzgado de guardia

Palma. (EFE).- El incendio de la Serra de la Morna, que desde el miércoles arrasa el noreste de Ibiza, sigue sin estar controlado y la estimación inicial apunta ya a unas 2.000 hectáreas devastadas, por lo que es el mayor registrado en Baleares en las últimas décadas, han informado a Efe fuentes del Govern balear.

Incendio de la Serra de la MornaVER GALERÍA


En concreto, la Consellería de Medio Ambiente ha informado de que desde de las 07:00 horas los ocho aviones y otros tantos helicópteros destacados en la zona lanzan agua desde el cielo y realizan tareas de seguimiento de las llamas que anoche causaron situaciones de pánico entre los vecinos de Sant Joan de Labritja al quedarse las llamas a unos cientos de metros de esta localidad.

Unas mil personas, vecinos y turistas, han sido evacuados de la zona, de manera forzosa o motu proprio, y más de 400 profesionales trabajan para frenar el fuego que afecta a la Serra de Morna, situada en el referido municipio.

La consellera de Innovación, Interior y Justicia en funciones, Pilar Costa, ha declarado esta mañana que la situación está un poco más estabilizada y ha destacado que se ha evitado que el fuego alcance Sant Joan de Labritja y Portinatx.

Desde la Conselleria de Medio Ambiente se ha señalado que el fuego no avanza hoy con la virulencia de ayer, en parte porque las condiciones meteorológicas han mejorado tras bajar las temperaturas.

El alcalde de Sant Joan de Labritja, Antoni Marí, ha comentado hoy a Efe que las imágenes que se están viendo son "desoladoras" y ha destacado que se está trabajando al cien por cien en una orografía "muy compleja"; además ha recordado que se han pedido más medios aéreos al Gobierno para tratar de estabilizar el incendio.

"En estos momentos todos nuestros esfuerzos se centran en afrontar con rigor y seriedad esta situación, que es muy difícil y trágica", ha añadido el primer edil, que se ha referido a que el número de hectáreas quemadas de pinar y garriga alcanzan las 1.500 y "posiblemente" superen las 2.000.

Precisamente, un avión "gavina" saldrá esta mañana para estudiar desde el cielo la extensión y el perímetro del incendio y calcular con mayor precisión las hectáreas afectadas.

Aunque los medios aéreos no pueden actuar sin luz, brigadas antiincendios han trabajado durante toda la noche por tierra, sobre todo para evitar que las llamas llegaran a núcleos de población de este municipio turístico.

A las labores contra incendios se han sumado esta mañana 20 bomberos de la Generalitad de Cataluña especializados en este tipo de catástrofes, según el 112.

El incendio se declaró el miércoles en la Serra de la Morna, una zona de densa vegetación de pinar, y su origen podría haber sido una brasa desprendida de un aparato para crear humo que usaba un apicultor para adormecer a las abejas.

El hombre, que fue detenido acusado de un delito de incendio forestal por imprudencia grave, permanece arrestado hasta que el juez conozca el contenido de un informe de la Guardia Civil sobre el origen del fuego.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: