El alcalde de Lorca cifra en un mínimo de 700 millones los daños producidos por el terremoto

Centenares de personas hacen cola frente al Ayuntamiento de la localidad para informarse sobre las ayudas

Por LaVanguardia.com

El alcalde de la localidad murciana de Lorca, Francisco Jódar, ha explicado sobre el terremoto del pasado 11 de mayo que "estamos alrededor de los 700 millones de euros como mínimo", para la reconstrucción de la ciudad, pero "a medida que vayan pasando los días se irán sumando cantidades y, probablemente, a lo largo de los días irá aumentando". Además ha expuesto que "debatiremos con el Gobierno los términos de un convenio que será consecuencia o aplicación de este real decreto de ayudas" (que firmó el Ejecutivo el pasado viernes).

 

En el centro de la ciudad cuadrillas de trabajadores se afanan en la retirada de escombros...VER GALERÍA



Jódar ha explicado quelos 70 millones que publicaba el Gobierno este domingo se refieren a las indemnizaciones que deberá hacer frente el Consorcio de Compensación de Seguros por los elementos asegurados destruidos o dañados, pero no a los daños totales, asegurados o no.

Sobre los efectos del terremoto, el alcalde ha explicado que "se hablaba de de 5,2 grados en la escala de Richter pero, como el epicentro se situó muy cerca de la superficie, los efectos destructores han sido los equivalentes a un seísmo de 7 o 8 grados".

Jódar ha expuesto la situación en que se encuentra la ciudad casi una semana después del siniestro: "Estamos intentando volver a la normalidad, en la medida en que sea posible", pero todavía "queda un trabajo ingente para limpiar las calles".

En declaraciones al programa El Món a RAC1, el alcalde de la localidad ha asegurado que no le molestan las visitas de los políticos como Mariano Rajoy, Carme Chacón o Alfredo Pérez Rubalcaba a la ciudad en periodo de campaña: "No ha molestado que vengan a visitarnos los políticos, sí que ha molestado que algún partido de la esfera local intente aprovecharse desde el punto de vista electoral", ha criticado.

Jódar se ha mostrado preocupado por la situación en que viven los inmigrantes de la ciudad, que "son los más perjudicados", por lo que ha justificado que "casi todos los beneficiarios de las ayudas de urgencia son los inmigrantes". El alcalde ha asegurado que no teme que puedan surgir problemas de convivencia, pero sí ha mostrado su preocupación por el efecto llamada que se ha producido: "No podemos permitir que los campamentos de damnificados se conviertan en campamentos de refugiados. Estamos trabajando en ello", ha asegurado.

Centenares de personas hacen cola frente al Ayuntamiento para pedir ayudas

Al tiempo, centenares de personas hacen cola desde primeras horas de la mañana en la Plaza de España, frente al Ayuntamiento de Lorca, que está parcialmente acordonado, para solicitar ayudas, reclamar información y presentar parte de daños. El Ayuntamiento aumentará hoy hasta 60 los puntos de información repartidos por la ciudad en los que se solucionarán dudas sobre el acceso a viviendas, asignación de centros de salud, colegios y otros servicios, así como datos de interés ciudadano.

En el centro de la ciudad cuadrillas de trabajadores se afanan en la retirada de escombros y elementos colgantes de fachadas que pueden precipitarse a la vía pública, aunque la imagen general de la ciudad es de mayor bullicio que ayer.

Hoy han abierto cafeterías, bancos, compañías aseguradoras, administraciones de fincas, farmacias y supermercados. También se mantiene la presencia policial, aunque ya ha cesado por completo el ruido de helicópteros y sirenas de ambulancias y policía que han acompañado a los lorquinos como banda sonora estos días tras los terremotos.

El Ayuntamiento y el Gobierno regional han recabado desde la tarde de ayer colaboración en los consistorios de los 45 municipios murcianos para recabar técnicos en urbanismo, arquitectos, aparejadores e ingenieros ya que muchos de los que llegaron a Lorca tras los seísmos eran profesionales liberales voluntarios procedentes de distintas comunidades autónomas que hoy han regresado a sus puestos de trabajo habituales.

El presidente de la patronal lorquina, Pedro Cazorla, ha informado de que sólo la situación estructural de las sedes de empresas y negocios ralentizará la recuperación total de la actividad mercantil y ha estimado que la cifra de daños generales por 650 millones de euros.

Leer mas noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: