Apple promete reducir y proteger las localizaciones desde iPhone

La compañía niega haber recogido datos concretos sobre el posicionamiento geográfico de los usuarios

MADRID (Portaltic/EP).- Apple lanzará próximamente una actualización de software para iPhone e iPad que reducirá el volumen de información que se registrará en los terminales sobre su geolocalización. Junto a ésta, una actualización superior incluirá una encriptación directa en de toda esta información en los terminales.

Apple ha hecho este anuncio en un comunicado en el que niega que haya realizado un seguimiento de las localizaciones de los usuarios. La compañía ha explicado que la lista de ubicaciones que guarda el iPhone se compone de puntos Wi-Fi y torres de telefonía móvil que el sistema almacena para poder dar una respuesta más rápida a los usuarios cuando solicitan su ubicación.

La compañía fabricante del iPhone y el iPad ha querido terminar así con la polémica sobre el almacenamiento de la ubicación de los usuarios. La semana pasada se informaba del descubrimiento de un documento sin protección en los terminales de Apple que contenía un mapa de los listados de sus usuarios.

En el documento en que Apple da respuestas sobre la cuestión, la compañía niega rotundamente la recopilación de las localizaciones de los usuarios:"Apple no hace ningún seguimiento de la ubicación de los iPhone. Apple nunca lo ha hecho y no tiene planes de hacerlo".


El iphone 4 de AppleVER GALERÍA



Apple también ha explicado qué es exactamente el archivo que generan los iPhones y otros dispositivos móviles de la compañía como el iPad: "es una base de datos de puntos de acceso Wi-Fi de los alrededores de cada ubicación para ayudar a calcular rápidamente la posición cuando se solicite".

La compañía explica que el iPhone es capaz de confirmar su posición en segundos gracias a esta lista creada por el terminal. "Proporcionar a los usuarios móviles una información rápida y precisa, preservando su seguridad y privacidad plantea cuestiones técnicas complejas", ha comentado.

En este sentido, la compañía explica que la polémica se ha debido a que los usuarios "están confundidos porque no han recibido demasiada formación sobre estos temas, en parte por culpa de los creadores de esta tecnología, incluida Apple".

Parte de las críticas que se han lanzado contra Apple por estas cuestiones han estado motivadas por el hecho de que el polémico archivo se descargue en los ordenadores y no esté protegido. Apple también ha querido aclarar estos puntos. "Las bases de datos de todo el mundo son demasiado grandes para almacenarse en un iPhone. Por esto se descarga un subconjunto adecuado (caché) de cada iPhone", explica la compañía.

Además, Apple afirma que "cada copia se cifra o no dependiendo de la configuración del usuario en iTunes". La marca de Cupertino también ha querido dejar claro que los datos del archivo en ningún caso "muestra la ubicación actual o anterior del iPhone sino los puntos de acceso Wi Fi que rodean su ubicación, que pueden ser más de un centenar".

En cualquier caso, Apple ha confirmado que en ocasiones ofrece información recogida de los iPhones a desarrolladores pero siempre de manera anónima, sin identificar a los usuarios. Según la compañía estas prácticas tienen por fin "depurar aplicaciones". Para el resto de servicios, incluidos el sistema de publicidad iAds, Apple asegura que no se comparte ningún dato sin la aprobación expresa de los usuarios.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar