Los premios Pulitzer 2011 dejan de lado las grandes coberturas periodísticas

'The New York Times' y 'Los Angeles Times' ganan dos premios cada uno por trabajos publicados en 2010

Por Francesc Peirón

Las grandes coberturas informativas del 2010 en Estados Unidos no tuvieron su correspondencia en los premios Pulitzer, que ayer tarde (noche en España) se dieron a conocer en Nueva York. A pesar de las miles de páginas que se escribieron sobre el vertido de petróleo en el Golfo de México, del que ahora se cumple un año; y de otras tantas -o más-, sobre el terremoto de Haití, ni un tema ni el otro consiguieron distinciones en cuanto a su relato.

Es una de las tendencias que se desprenden de los galardones periodísticos más importantes que se conceden. Medios de pequeña o media relevancia ganan premios importantes. Por ejemplo, el Sarasota Herald Tribune el de investigación, por su profundización en el turbio mundo del sistema de seguros de los propietarios de viviendas en Florida.

El Pulitzer al reportaje en profundidad corresponde al Milwaukee Journal Sentinel, por un tema sobre tecnología genética para salvar a un niño de cuatro años que padece una enfermedad rara, mientras que el de noticias locales recae en el Chicago Sun-Times, que se centra en la violencia en los vencindarios de la ciudad. El Star-Ledger de Newark, en Nueva Jersey, se apropia de la distinción al reportaje literario por la información de un naufragio que dejó seis muertos en el Atlántico.


Los fotógrafos Ricky Carioti, Nikki Kahn y Carol Guzy, del Washington Post, celebran haber ganado el Premio Pulitzer a la Mejor Fotografía de Actualidad por sus imágenes en Haití tras el terremotoVER GALERÍA


Otro elemento que confirma esta apreciación del factor cotidiano más que el de la gran cobertura se observa en el apartado de reportajes internacionales. Aquí tampoco se ha elegido un terreno espectacular, como la guerra de Afganistán.

En este apartado, Clifford Levy y Ellen Barry, del The New York Times, se hacen con el cetro por sus reportajes de "rostro humano" que realizaron a lo largo de meses sobre los errores en el sistema judicial de Rusia. No se trata de una noticia de rompe y rasga, de las que provoca el grito de "paren máquinas", sino de una dimensión cotidiana. El jurado ha considerado "la remarcable influencia" que estos artículos –algunos traducidos al ruso- han tenido en el citado país.

La cabecera neoyorquina, que también se lleva la distinción en columna de opinión por el trabajo de David Leonhardt, y Los Ángeles Times -servicio público y fotografía, para Barbara Davidson-, son los únicos medios que consiguen una pareja de triunfos. Otras grandes, como The Washington Post y The Wall Street Journal, se quedan con sólo uno.

Pero el póker de reconocimientos es para otra fotógrafa. Carol Guzy ha ganado el Pulitzer de imagen de última hora, precisamente por foto tomada en Puerto Príncipe, la capital haitiana. Con este ya son cuatro los premios que acumula Guzy, la mejor marca en los 95 años de concesión de esta distinción.

Esta edición del 2010 deja otros puntos relevantes. En el curso del WikiLeaks no hay ni una referencia a este fenómeno. Sin embargo, una plataforma digital, ProPublica, consigue su segundo premio, despúes de abrir horizontes el pasado año. Así, Jesse Eisinger y Jack Bernstein reciben la distinción de reportaje nacional.

Por primera vez, el premio de noticias de última hora queda desierto. En este apartado se presentaron varios post en facebook y otras redes sociales, aunque se consideraron irrelevantes.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más