Una pareja sobrevive a una luna de miel llena de desastres

Los suecos Stefan y Erika Svanstrom vivieron cuatro meses de calvario en lo que se suponía serían los momentos más esperados y placenteros del matrimonio

Barcelona. (Redacción).- Cuando los suecos Stefan y Erika Svanstrom iniciaron con su hija el pasado 6 de diciembre su luna de miel de cuatro meses, nunca se imaginaron que en lugar de vivir uno de los momentos más esperados y placenteros del matrimonio, irían a sobrevivir a seis desastres naturales. Quizás lo mejor hubiese sido no casarse.

Esa podría ser la conclusión de esta pareja que comenzó a vivir su ‘calvario’ cuando se quedaron varados en Munich debido a una de las peores tormentas de nieve que se haya producido en Europa. Eso fue apenas el comienzo.

Luego padecieron un ciclón devastador en Cairns, Australia, las inundaciones en Brisbane y los incendios forestales en Perth. “De estos desastres escapamos por un pelo”, dijo Svanstrom al diario Expressen de la capital sueca.

Posteriormente, en Cairns fueron evacuados y tuvieron que pasar 24 horas en un centro comercial con otras 2.500 personas. "Se caían los árboles y las ramas quedaban desparramadas por las calles".

Unos días después de su llegada a Nueva Zelanda se produjo un terremoto de 6,3 en Christchurch y luego en Tokio tal vez vivieron la peor experiencia en la historia de sus vidas con el terremoto de magnitud de 8,9, el más fuerte en los últimos 140 años, que ha sacudido a los nipones.

"El movimiento de tierra era horrible y veíamos volar las tejas de los edificios. Los edificios no paraban de oscilar", dijo Svanstrom, quien también sobrevivió al tsunami del sudeste asiático en 2004.

El 29 de marzo, la familia regresó a Estocolmo luego de una escala mucho más serena en China. "Sé que los matrimonios pasan por momentos difíciles, pero creo que lo que hemos vivido en estos últimos cuatro meses lo superado todo", puntualizó Svanstrom.

Leer más noticias en LaVanguardia.es

Más sobre

Regístrate para comentar