¿Depresión Facebook?

Un estudio americano advierte que pasar demasiado tiempo en las redes sociales no es sano

Por Anna Solana

Pasó con el chat vía IRC. Pasó con el Messenger (y sucedáneos). Ahora les toca el turno a las redes sociales. Cada cierto tiempo aparecen estudios que 'patologizan' el exceso de tiempo pasado en internet y lo relacionan con toda suerte de dolencias y trastornos.

La American Academy of Pediatrics (AAP) acaba depublicar un “informe clínico” -que algunos califican como “investigación chapuza”- en la revista Pedriatrics en el que subraya que los niños y adolescentes que pasan demasiado tiempo en las redes sociales pueden desarrollar síntomas de depresión. No aclaran cuánto es demasiado.

El fenómeno, que han bautizado 'depresión Facebook', no es común. De hecho, para la mayoría de jóvenes, el contacto que mantienen con sus amigos y su comunidad vía Facebook es beneficioso, aclara Gwenn O'Keefe, pediatra de Boston y autora de las recomendaciones de la AAP para manejarse en las redes sociales. 


Algunos estudios advierten del riesgo de trastornos de salud que puede provocar el abuso de las redes socialesVER GALERÍA


Sin embargo, el uso exagerado de los social media, dicen, también puede tener serias consecuencias. Michael Brody, psiquiatra que ha participado en la elaboración del informe, explica en LiveScience que los jóvenes se vuelven muy competitivos en Facebook y que para algunos puede resultar angustioso ver los estatus, el número de amigos y las fotos de felicidad que cuelgan sus contactos. “Creo que la envidia y los celos se magnifican en este medio”, sentencia. Lo que el psiquiatra no tiene tan claro es si Facebook lleva a la depresión o si los adolescentes que tiene tendencia a la depresión pasan más tiempo online.

De ahí que la AAP recomiende a los padres que estén pendientes de la vida online de sus hijos para evitar no sólo la mencionada 'depresión Facebook' sino también el acoso y el sexting (envío de SMS de carácter sexual). Como en todo, el equilibrio está en el justo medio.

Joan Mayans, antropólogo y experto en el uso social de las TIC, considera que cualquier exceso es malo. “Facebook no es una excepción. Seguramente leer a Shakespeare en exceso también es malo y provoca trastornos psicológicos”, subraya.

“En última instancia, Facebook es un espacio social donde adolescentes y no-adolescentes practicamos la sociabilidad. Se ha sumado a otras formas de conectar e interactuar con nuestro entorno y seguramente lo ha enriquecido. Aunque sea para terminar jugando al Tetris, mandándonos guiños o haciendo crecer huertos virtuales, su valor intrínseco reside en el hecho de hacerlo con nuestra red, con nuestra gente”, continua el autor de Género chat.

“Por tanto, más allá de casos patológicos, que siempre los va a haber, en cualquier práctica social, Facebook aporta un enriquecimiento de nuestra actividad social y nuestra sensación de conexión con los demás. De hecho, yo apostaría por una hipótesis contraria a la del estudio: Facebook probablemente previene la depresión. Seguramente también hay un estudio que lo demuestra”, concluye Mayans.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar