Twitter, docencia y credibilidad

Un estudio afirma que los profesores que publican tuits personales están mejor considerados por los alumnos

Por Anna Solana

Algunos Community Manager prefieren no mezclar los temas personales con los profesionales en las cuentas que manejan en Twitter o Facebook. Otros aseguran que la personalidad y la autenticidad es una parte fundamental del atractivo de las cuentas y no tienen ningún reparo en hacer referencias a su vida personal. Con ciertos límites. 


Profesores y maestros se juegan la credibilidad en su cuenta de Twitter


El estudio The effect of Twitter posts on students' perceptions of instructor credibility, realizado por Kirsten Johnson y Jamie Bartolino y publicado en la edición de marzo de Learning, Media and Technology, da la razón al segundo grupo. También en el ámbito de la enseñanza. Las anécdotas personales y divertidas aumentan la credibilidad de los profesores tuiteros, dice el informe. En otras palabras, los estudiantes confían más en las habilidades docentes de un enseñante si éste se muestra tal cual es en su cuenta de Twitter.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores del Elisabethtown College (Pennsylvania, Estados Unidos) preguntaron a 120 estudiantes de entre 18 y 23 años qué percepción tenían de sus profesores después de leer sus tuits, teniendo en cuenta cinco factores de credibilidad recogidos en un informe de 1974 -la competencia, el carácter, la sociabilidad, la compostura y la extraversión-, así como la información que el docente proporcionaba sobre sí mismo en clase.

Johnson y Bartolino dividieron a los estudiantes en tres grupos y les hicieron leer tuits personales, tuits profesionales y una mezcla de ambos en cuentas inventadas, creadas por ellos mismos. Luego pidieron a los alumnos que calificaran a las profesoras (en femenino), autoras de las cuentas. Así descubrieron que las cuentas mejor valoradas eran las que divulgaban anécdotas personales.

“Estos resultados apoyan investigaciones previas en las que se avanza que dar información personal en Twitter puede incrementar la percepción de credibilidad de un profesor”, insiste el estudio, que también subraya que los tuits relacionados con temas académicos no incrementan sustancialmente la percepción de competencia de los docentes. Al menos, entre los alumnos más jóvenes. Los más mayores ven las cosas de otra forma y, según el informe, tienden a considerar incluso que es una mala idea que los docentes tengan cuenta en Twitter. El debate sigue abierto.

Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre: