'Los McCann son unos padres que han perdido a su hija, a la que amaban mucho, y comprendo su dolor y angustia'