De las lágrimas de Lara Álvarez a la sorpresa de Alba Carrillo, ¡cuenta atrás para la final de 'Supervivientes'!

El próximo jueves conoceremos al ganador de esta edición

Tanto el equipo como los concursantes de Supervivientes sabían que la última conexión del programa con Honduras iba a estar llena de emociones y sentimientos encontrados. Por un lado, la felicidad de saber que cada vez está más cerca la final y el reencuentro con sus seres más queridos, pero también mucha tristeza porque la aventura se acaba. Los supervivientes han llegado a sus últimos días con los nervios a flor de piel, con muchas discusiones y dos bandos bien diferenciados, el de las chicas y el de los chicos. La tensión se palbaba en el ambiente, más aún cuando Jorge Javier Vázquez les comunicó la decisión de la audiencia y anunció los nombres de los cuatro finalistas, Alba Carrillo, José Luis, Iván y Laura M. Flores, aunque estos dos últimos llegan nominados a Madrid.

Todos sabían que podían ser finalistas o volverse a casa habiendo rozado la gran final tras tres meses de convivencia. La primera en ser salvada fue Alba, dejando a Alejandro, Kiko e Iván pendiendo de un hilo durante una hora para que la audiencia votase quién debía continuar en el reality. Finalmente el concursante salvado fue Iván, y sus dos compañeros quedaron eliminados a las puertas. La modelo no se lo podía creer, ya que llevaba toda la semana completamente convencida de que ella iba a ser la expulsada por la audiencia. Tras escuchar su nombre, Alba corrió a abrazarse a Laura, con la que ha forjado una gran amistad y se han convertido en un gran apoyo la una para la otra. Sin dejar de gritar y de saltar, solo podía decir: "¡No me lo creo!".  

Alba CarrilloVER GALERÍA

Cada año, uno de los momentos más emotivos que vive el programa cuando está a punto de terminar es el instante en el que Lara Álvarez lleva a cabo el 'rito' de apagar las luces de La Palapa. A pesar de que en estas tres ediciones consecutivas que lleva al frente del programa desde la isla ha hecho todo lo posible por no llorar, la presentadora no pudo evitar dejarse llevar por la emoción y sus ojos se convirtieron en un mar de lágrimas.

"Tres años ya, tres años en esta Palapa, en estos Cayos, en este país que tanto nos ha dado... ¡Madre mía, no quería llorar! Tres años donde, sin haber cambiado, todo lo ha hecho. Ha cambiado esta Palapa, que hoy tenemos que cerrar, han cambiado nuestros concursantes, y desde aquí quiero mandar un beso a todos y cada uno de los supervivientes que han pasado en estos tres años, sois unos valientes", dijo refiriéndose a todos los concursantes que han vivido en la isla.

Lara continuó con la voz entrecortada: "Y hemos cambiado nosotros, pero ¿sabéis lo que no ha cambiado? No ha cambiado el corazón, no ha cambiado la ilusión y no ha cambiado la fuerza de toda la gente que ha hecho posible las más de 40 galas y las más de 80 tiras diarias y últimas horas que habéis visto desde casa. Un equipo que han hecho que tanto tú Jorge, como Sandra y como yo brilláramos en directo y un equipo que ante las adversidades ha puesto la mejor de las sonrisas y ha arrimado el hombro. Es difícil, muy difícil, pero tenemos que afrontar el camino al cambio, el que el destino quiera, pero para poder hacerlo antes tenemos que apagar La Palapa".

Entonces todas las luces se apagaron, pero el equipo no quiso terminar el programa entre lágrimas, sino con una gran sonrisa. "Pero no afrontamos este cambio con pena, ¡qué va! lo afrontamos con toda la alegría del mundo, con la alegría de saber que el futuro está lleno de ellos, de la gente que hace posible que este programa se convierta en una aventura año tras año. ¡Y aquí están nuestros chicos!", dijo pasando por todos sus compañeros. "¡Sois los mejores! ¡Os quiero con locura a todos!", concluyó Lara eufórica.

El próximo jueves, 20 de julio, conoceremos al ganador de esta edición, ¿cuál es tu favorito?

Más sobre

Regístrate para comentar