Donald Trump pasa su primer fin de semana en Camp David, con todo y sus suegros

El presidente Donald Trump ha preferido pasar un fin de semana más rústico en Camp David, que en su ostentoso club privado en Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida. Junto con Melania Trump, su hijo menor Barron Trump y sus suegros, Viktor y Amalija Knavs, el mandatario abordó el helicóptero Marine One para dirigirse a Camp David, ubicado a 70 millas de la residencia oficial. Se tiene previsto que la familia regrese a la Casa Blanca el domingo. 

marineone-VER GALERÍA  La familia presidencial abordó un helicóptero para ir a Camp David. Foto: Getty Images

A lo largo de sus casi cinco meses de presidencia, Trump jamás había pasado un fin de semana en la residencia de retiro, localizada en las montañas Catoctin, en Maryland. El portal ABC News indica que muy pocas personas creen que ésta inusual decisión se convierta en un hábito regular, tal y como lo hacían antiguos presidentes. 

trumpcamp-VER GALERÍA  Este será su primer fin de semana en Camp Daivd. Anteriormente, había descansado en Florida y Nueva Jersey, estados donde posee propiedades. Foto: Getty Images 

En entrevistas con medios extranjeros, Trump describió Camp David como un lugar “muy rústico” y dio a entender que es un lugar tan tranquilo, que no era posible estar más de cierto tiempo: “¿Sabes cuánto tiempo te gustaría? Por cerca de 30 minutos”.

suegros-VER GALERÍA  Viktor y Amalija Knavs, los padres de la Primera Dama. Foto: Getty Images

“Todo lo que un presidente necesita de la Casa Blanca, está ahí”, indicó Anita McBride, quien fue asistente de la antigua Primera Dama Laura Bush. “Tienes soporte militar, tienes un lugar en el cual acomodar a tu equipo. Está inmediatamente disponible… Dentro de 20 minutos se puede estar allí”. 

Camp David está ubicado a unas millas del pueblo de Thurmont, Maryland. Está formado por 125 acres, tiene una docena de habitaciones para el presidente y sus invitados. Los visitantes pueden usar las canchas de tennis, una alberca, un boliche y una sala de cine. Para los aficionados al golf, como Donald Trump, hay una gran cantidad de hoyos por el lugar. Es considerado un lugar muy fácil de vigilar y accesible, con un trayecto de 20 minutos en helicóptero desde la Casa Blanca. 

La residencia de descanso ha sido utilizada en varias ocasiones por otros mandatarios. Barack Obama la visitó cuatro veces, George W. Bush unas 11 veces y Bill Clinton un par, de acuerdo Mark Knoller, corresponsal de la CBS encargado de cubrir los viajes presidenciales.

boda1-VER GALERÍA  El fin de semana pasado, el presidente fue el invitado sorpresa en una boda en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey. Foto: Instagram

Desde que empezó su presidencia, Trump ha preferido pasar sus días de descaso en su club privado de Mar-a-Lago, donde ha recibido a importantes líderes como los líderes de Japón y China. En las últimas semanas, se ha reportado que el presidente ha visitado su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde tiene una casa. El pasado fin de semana, el presidente fue el invitado sorpresa en una boda que se celebraba en su propiedad en Bedminster. El mandatario 'se coló' a la celebración y se tomó varias fotografías con los novios, quienes estaban sorprendidos. 

Más sobre

Regístrate para comentar