En ¡HOLA!, Enrique Ponce y Paloma Cuevas celebran la Comunión de su hija con una fiesta familiar en el campo

"Uno de los días más especiales y emotivos de mi vida", fueron las palabras que escribió Enrique Ponce en su página web tras la Primera Comunión de su hija Paloma. El maestro y su guapísima mujer, Paloma Cuevas, organizaron un gran día para que su hija celebrara este acontecimiento y fuera, como suelen decir las niñas, "el más feliz de su vida". Un momento que la pequeña, que cumplió nueve años el pasado 26 de abril, esperaba con muchísima ilusión, pues llevaba mucho tiempo preparándose junto a sus compañeras de colegio. 

palomaVER GALERÍA

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA EN iPADANDROID O DESCÁRGATELA AQUÍ

La revista ¡HOLA! publica esta semana un completo reportaje con la Primera Comunión de la hija de Enrique Ponce y Paloma Cuevas. Acompañados por sus familiares y amigos más cercanos, con el escenario impresionante de los olivos, la sierra y el ganado bravo en su finca "Cetrina" en Jaén, la pequeña comulgó el domingo 14 de mayo en un altar muy torero, vestido con capotes bordados con imágenes de la Virgen de Guadalupe, la Inmaculada y de Jesús Caído. Su hermana Bianca, que nació en enero de 2012, compartió con ella toda la emoción y la alegría de ese día.

Su vestido de Primera Comunión, blanco con bordados en colores pastel, fue obra de María José Mora, diseñadora cordobesa muy cercana a su madre. Paloma ha formado parte del grupo de madres catequistas que han preparado a las pequeñas del colegio junto con su profesora de religión, María Torrego, y el padre don Pablo. "Paloma estaba muy emocionada y muy consciente de lo que significa recibir a Jesús", ha comentado Paloma Cuevas a ¡HOLA!

Fue una ceremonia muy familiar y emotiva, seguida por un cóctel en el jardín y un delicioso almuerzo bajo el porche. Una día inolvidable cuyos detalles y fotos podrás ver esta semana en ¡HOLA!, ya a la venta en tu quiosco.

Más sobre

Regístrate para comentar