Terelu Campos, sin poder contener las lágrimas al hablar de la evolución de su madre

La hija de la veterana presentadora ha dicho que el ictus 'no ha sido grande, pero sí en un sitio malísimo'

Emocionada, con la voz quebrada en algún momento, Terelu Campos ha comentado a las puertas del hospital cómo se encuentra su madre, María Teresa Campos, que continúa ingresada tras sufrir una isquemia cerebral. "De momento, estamos tranquilos, esperando la evolución que es lenta y probablemente será más lenta de lo que nos gustaría. Falta la prueba más importante que es la resonancia" comentó la hija de la presentadora. Una prueba que tal y como señaló se hará a lo largo de la tarde del miércoles. "Ahora mismo es la prueba más importante, la que confirmaría el diagnóstico del ictus" aclaró. Terelu explicó que, anímicamente, su madre está "a ratos". "Un poco agobiada, ayer estaba más animada" dijo, y continuó: "Ayer se pegó el susto de su vida, cuando se vio que estaba viva casi todo le parecía que no era tan malo".

maria-teresa-campos3VER GALERÍA

Terelu se confesó "muy, muy cansada", se notaba en su voz. "Estoy a ratos, muy, muy cansada, no he dormido prácticamente nada y sé que tengo que pasar la noche aquí. Me encuentro derrotada" aseguró. Tras hablar con los médicos, Terelu señaló que "cada paciente reacciona de una manera". "Es natural que la lesión no haya evolucionado, hay personas que mejoraban en unos días, semanas o meses" comentó sobre lo que le dijo la médico que trata a su madre. "Lo importante es que la resonancia confirme que ha sido un ictus. No ha sido muy grande pero ha sido en un sitio malísimo" dijo. "Ella sabe que ha tenido un ictus" aclaró Terelu que además indicó que está tratando de transmitirle el cariño que llega de compañeros y amigos.

Tras agradecer las contínuas muestras de cariño, Terelu aseguró que por el momento sigue siendo decisión de su madre no informar a Edmundo, que está en Honduras participando en Supervivientes, de lo ocurrido. "La decisión depende de cómo evolucione" comentó. Dijo además que la han sometido a varias pruebas para ver que todos los órganos funcionan correctamente y que seguirán con dichas pruebas en las próximas horas. Sin poder contener las lágrimas, recordó la rapidez con la que María, Leo y Gustavo, empleados en su casa, reaccionaron ante lo ocurrido: "Si han significado mucho siempre para nosotros, ahora son nuestros héroes". "Probablemente gracias a ella, esté viva" dijo, refiriéndose a María. Reiteró que su madre está enterada de lo que le ha ocurrido y que tratan de darle las noticias sobre su estado de salud "de una manera psicológicamente correcta".

maria-teresa-campos-gettyVER GALERÍA

Jesús Mariñas, que ha estado con la familia de la presentadora en la Fundación Jiménez Díaz, comentó en el programa Sálvame que si los resultados de algunas pruebas que le están haciendo salen bien, podría ser trasladada a planta. Algo que reiteró Kike Calleja, que está también en la Fundación Jiménez Díaz, que comentó que le iban a hacer una resonancia y que el resultado del escáner fue positivo. 

 María Teresa Campos sufrió el 16 de mayo una isquemia cerebral por la que tuvo que ser ingresada en la Fundación Jiménez Díaz. Sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, no se han separado de ella desde que ingresara en la clínica. Ellas comentaron cómo había pasado la presentadora su primera noche en el hospital. “Quiere moverse, levantarse, pero les han dicho que necesita tranquilidad. Es una cosa lenta” reconoció Terelu. “Ayer se llevó el susto de su vida, nos llevamos el susto de nuestra vida” añadió. Carmen Borrego comentó que de momento no le van a decir a Edmundo Arrocet, que está en Honduras concursando en Supervivientes, lo ocurrido. “De momento ella no quiere que se le diga nada, vamos a esperar la evolución” dijo. Arropando a la presentadora y su familia estuvieron Rocío Carrasco y su marido Fidel Albiac, que fueron a la clínica para estar con ellas. Compañeros y amigos de la veterana presentadora le han enviado además cariñosos mensajes a través de las redes y otros incluso se han acercado a visitarla como Chelo García Cortés o Belén Rodríguez.

María Teresa estaba en su casa cuando comenzó a encontrarse mal, motivo por el que se trasladó a la clínica La Luz, donde el pasado mes de junio de 2016 le extirparon la vesícula. Después fue trasladada a la Fundación Jiménez Díaz, donde permanece ingresada en la Unidad de Ictus que dispone el centro. En un comunicado emitido el martes por el centro hospitalario, se indica que "el diagnóstico es de isquemia cerebral en territorio vertebrobasilar y se encuentra consciente y clínica y hemodinámicamente estable".

Más sobre

Regístrate para comentar