Brad Pitt desvela uno de los motivos de su divorcio en unas impactantes declaraciones

Es la primera vez que habla sobre su separación de la protagonista de 'Tomb Raider', que se anunció hace ya seis meses

Ocho meses, ese es el tiempo que ha pasado desde que la noticia de la separación de Brad Pitt y Angelina Jolie asombrara al mundo.  En este tiempo se han escuchado las declaraciones de la actriz -no pudo entonces contener las lágrimas- acerca de cómo se encontraba, aunque no detalló lo que había ocurrido entre ambos. No se sabía qué había terminado con esta pareja de película hasta ahora. En la que es su primera portada desde el divorcio, en la revista GQ (ocupa tres ediciones de la publicación), un Brad Pitt, más delgado, pero muy sincero, habla de cómo se siente y de cómo ha afrontado este complicado proceso. Explica además uno de los motivos que les llevaron al divorcio y habla de sus hijos, lo más importante para él.

angelina-jolie1VER GALERÍA

Describe este proceso como "autoinflingido": “Si amas a alguien, déjale libre. Ahora sé lo que significa, es amar sin poseer. Significa no esperar nada a cambio”. Responde además con un “sí” a la pregunta de si en estos meses es como si hubiera estado llorando la muerte de alguien. En una parte de la entrevista, que aún no se ha puesto a la venta, el protagonista de Aliados admite que su problema con la bebida jugó un papel crucial en su divorcio de la actriz. “Dejé todo menos la bebida cuando formé una familia (...) Estaba bebiendo mucho. Se convirtió en un problema” asegura. Admite que ha luchado contra ello y ha vencido. “No quería vivir así más” comenta sobre cómo lo ha dejado y añade que la terapia ha sido una gran ayuda. “Empecé a ir a terapia. Me encanta, me encanta. Fui a dos terapeutas hasta encontrar al adecuado” reconoce.

Otra de las cosas que ha admitido es que, debido a su trabajo, pasaba mucho tiempo alejado de sus hijos. “Lo digo como alguien que ha dejado que su trabajo le absorba. Los niños son delicados. Necesitan que les cojas de la mano y que les expliques las cosas. Necesitan que les escuches. Cuando estaba tan ocupado con el trabajo, no escuchaba. Quiero ser mejor en eso”. Ha tratado de mantenerse al margen de la atención pública en estas semanas, aunque lo que más teme es que sus hijos tengan que lidiar con la atención que provoca su separación. “Me preocupo más por mis hijos, que sean el centro de atención” explica, apuntando que le duele que sea así -la pareja tiene una familia numerosa de seis niños, Maddox, 15, Pax, 13, Zahara, 12, Shiloh, 10, y Vivienne y Knox, de ocho-.

La expareja de actores tomó la decisión de llevar el proceso de custodia y divorcio de manera discreta y privada, una determinación que anunciaron en enero.  “Estamos poniendo de nuestra parte. Escuché a un abogado que decía: ‘Nadie gana en un juicio, es sólo una cuestión de quién sale peor parado’. Y parece que es verdad, pasas un año centrándote en construir un caso para probar tu punto de vista y por qué tienes razón y por qué ellos están equivocados, y es sólo una inversión en odio mordaz. Me niego. Y afortunadamente mi compañera en esto, está de acuerdo. Es muy, muy desagradable para los niños, que de repente ven cómo se rompe su familia”.

En estos meses ha aprendido a poner por delante de todo a sus hijos. “Soy mucho mejor ocultando mis emociones” asegura, admitiendo que creció con un padre con un carácter fuerte y que ahora quiere ser “mejor por sus hijos”. “Tengo que ser mejor por ellos (...) Y no he sido muy bueno en ello”. En las imágenes que acompañan al reportaje se aprecia que el artista está más delgado, pero fuentes cercanas declararon a People que este cambio había sido para bien. “Brad está entrenándose  todos los días. Está muy deportista, delgado, saludable y sobre todo mucho más feliz. Todo ha mejorado con su familia y los problemas se resuelven ahora en privado”.

En el mes de septiembre, Brad Pitt y Angelina Jolie anunciaron su separación, un divorcio que supuso una auténtica sorpresa en el mundo entero, dado que formaban una de las parejas más admiradas de Hollywood. Tras varias semanas de enfrentamiento, acercaron posturas y decidieron llevar el proceso de manera privada. Angelina declaró en febrero que atravesaba “un momento muy difícil”, pero que saldrían adelante. “Somos una familia y siempre lo seremos. Lo superaremos y seguiremos siendo una familia” aseguró.

Más sobre

Regístrate para comentar