Luis Miguel se entrega a las autoridades y queda libre tras pagar una cuantiosa fianza

Después de haber interpuesto una orden de busqueda y captura, Luis Miguel se ha entregado a las autoridades. El cantante estuvo detenido durante unas horas en Los Ángeles, California, por no cumplir la orden de presentarse ante un juez federal. Tras entregarse, el artista compareció en calidad de detenido, ante el juez Jean P. Rosenbluth, que lleva la causa contra él, por no pagar un millón de dólares de indemnización a su exmánager en Estados Unidos, el empresario tejano William Brockhaus. Luis Miguel fue puesto en libertad con una fianza de un millón de dólares (916.478 euros) y deberá presentarse de nuevo el 11 de mayo a las 09:30 de la mañana y todas las fechas sucesivas hasta que concluya el caso.

Luis MiguelVER GALERÍA

Brockhaus ganó una demanda contra el cantante el pasado mes noviembre por incumplimiento de contrato, tras la cancelación de una serie de conciertos durante la gira de 2015. El manager afirma que Luis Miguel no le pagó sus honorarios. Un juez de Nueva York dictó una indemnización de poco más de un millón de dólares que ahora Brockhaus intenta cobrar. A las evasivas de Luis Miguel para comparecer ante el tribunal se unió la decisión de la jueza Virginia Phillips en enero de embargar al cantante un coche de lujo de la marca Rolls Royce para hacer frente a los cargos en su contra. 

Luis MiguelVER GALERÍA

Por otro lado, la acusación presentó en febrero la solicitud para que preste declaración Joe Madera, la mano derecha del cantante durante 25 años, por su presunto conocimiento sobre los hechos que se deben dilucidar en el tribunal. "Un interrogatorio de Madera ante el juez es necesario para conocer el paradero de los bienes de Luis Miguel", expuso en su escrito el abogado Kenneth J. Kelly, también en representación de Brockhaus. A diferencia del cantante, Madera sí acudió a su cita ante la Justicia, de acuerdo con los registros del tribunal situado en Los Ángeles. La juez le ordenó que no destruya ni modifique de ninguna manera cualquier comunicación que pueda haber tenido con Luis Miguel, porque con toda seguridad la fiscalía pedirá el registro de sus teléfonos y ordenadores.

Más sobre

Regístrate para comentar