arthur

Arthur, el perro ecuatoriano que cruzó la jungla en búsqueda de una familia

Todo comenzó tres años atrás cuando Mikael Lindnord estaba participando en un maratón que se celebró en la selva de Ecuador. Durante la competencia un perro callejero se le acercó y él, conmovido por la deplorable situación del animal, decidió darle una albóndiga, sin imaginar que aquella pequeña acción sería el inicio de una gran historia. Aquel perrito abandonado siguió a Mikael durante toda la prueba, soportando climas y terrenos extremos con tal de no separarse ni un segundo de la primera persona que le había demostrado un poco de amor; el competidor no pudo resistirse a tal muestra de fidelidad y decidió adoptar al pequeño para llevarlo a casa con él. La historia de Mikael y su fiel amigo, Arthur, recorrió el mundo entero; hoy después de tres años, la vida del perrito ecuatoriano ha dado un giro de 180 grados.

arthurfamilia

La Historia de Arthur

Mikael era el líder de su equipo durante la competencia de 430 millas, Adventure Racing World Championship, que se celebró en Ecuador en el año 2014. En una de las locaciones de la carrera, el grupo notó que un perro de aspecto cansado merodeaba a su alrededor. Sintiendo lástima por él, Mikael le dio un poco de su comida en un acto de bondad; a partir de ese momento el perro se negó a separarse de él, nadando junto al equipo mientras se desplazaban por los ríos, trepando montañas y tirándose por zonas donde el barro llegaba hasta las rodillas.

arthurymikel

Antes de empezar un tramo de la carrera, que consistía en hacer 36 millas en un kayak,los organizadores advirtieron al equipo que si llevaban a Arthur, ponían en riesgo la seguridad del perro y la de ellos. El grupo intentó seguir sin él, pero al momento de entrar al agua, el perro saltó junto a ellos y comenzó a nadar desesperadamente. Mikael, no pudo ser indiferente ante esta muestra de amor, por lo que tomó al perro y lo subió al kayak, permitiéndole seguir el viaje junto a ellos.

Este hermoso gesto provocó el aplauso de decenas de personas que veían la competencia desde los barcos. El equipo quedó tan impresionado con la lealtad y la resistencia del perrito, que decidió bautizarlo con el nombre de Arthur.

Después de seis duros días de competencia, acabaron juntos la carrera por la selva y Mikael y su equipo decidieron llevar a Arthur a un veterinario para que el pequeño no quedara desprotegido. Sin embargo, Mikael no fue capaz de separarse de él despues de toda su experiencia juntos, por lo que decidió adoptarlo y llevarlo con él a Suecia. Para esto, tuvo que realizar varios trámites que le permitieran llevar a cabo el traslado del perro, ya que las leyes de Europa son bastante estrictas en cuanto a la entrada de animales.

aeropuerto

Según la cadena de radio Public Radio Internacional, antes de instalarse en su nuevo hogar, Arthur estuvo en cuarentena por cuatro meses para recuperarse de las heridas que había sufrido antes de conocer al equipo. Mikael contó en una entrevista a este medio, que al perrito se le habían encontrado heridas muy profundas en la espalda y que probablemente no hubiese sobrevivido en las condiciones en las que lo encontraron.

Según el diaro sueco The Local, después de su recuperación, Arthur descansó junto a su nueva familia durante un mes y medio en su nuevo hogar al norte de Suecia.

¿Cómo es la vida de Arthur hoy?

El famoso perrito ecuatoriano ha encontrado la felicidad al lado de Mikael, su esposa y sus dos hijos. Siguiendo la tradición, el fiel amigo de la familia acompaña a Mikael y su equipo durante los entrenamientos y algunas de las competencias. En 2015, participó en la versión sueca de la carrera Global Wings for Life, corriendo 18 kilómetros junto a su dueño.

arthurentrenando

Arthur se ha vuelto el mejor compañero de sus dos hermanitos, y se le puede ver feliz en la cuenta de Instagram de Mikael, acompañando a los bebés a donde quiera que van.

Cuatro años atrás, este hermoso animal se encontraba solo en el mundo y con muchas posibilidades de morir; hoy Arthur vive en Suecia, disfruta de buena salud y de todas las atenciones necesarias, tiene una familia que lo ama y por si fuera poco, es reconocido a nivel mundial por ser el único perro que ha recorrido la jungla de Ecuador persiguiendo una mejor vida.

Esta historia ha recorrido el globo originando entrevistas en diferentes medios, programas de televisión e incluso un libro de la autoría de Mikael que se titula “Arthur, el perro que cruzó la jungla para encontrar un hogar”.

libro

En nombre del perrito, el equipo Peak Performance creó la Fundación Arthur para ayudar a que más perros abandonados tengan la suerte que tuvo su querido compañero de competencias.

Más sobre: