Tamara Falcó reivindica el feminismo poniendo como ejemplo a su madre

La hija de Isabel Preysler quiso contestar a las palabras del eurodiputado polaco que, textualmente, dijo "las mujeres deben ganar menos porque son más débiles, menos inteligentes"

Tamara Falcó ha querido utilizar la red social Instagram como acto de protesta a las palabras que el pasado miércoles el eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke realizó en la Eurocámara y donde señalaba que “las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes”. Unas declaraciones que han hecho saltar a la hija de Isabel Preysler, que publicaba en su cuenta oficial un comentario emotivo y cargado de fuerza en el que las mujeres de su familia cobran todo el protagonismo.

tamara-falco-1VER GALERÍA

Así, la joven publicaba un álbum con tres imágenes de tres retratos: uno de Chábeli, otro de Ana y otro suyo. Acompañándolas, un pie de página reivindicativo con un hashtag #PoloniaNecesitaCambiarAlgúnEurodiputadoQueOtro, que dice todo: “Mi Madre siempre ha tenido una unión muy especial con sus hijas y así nos lo ha hecho saber. Debe ser el rasgo #Preysler. Siempre nos ha educado sabiendo que éramos distintas a los hombres pero no por ello inferiores. Con su vida nos ha dado ejemplo de ello. Estos retratos, que nos realizó, a sus tres hijas, Chábeli, Ana y a mi, Luis Pinto Coello, decoran su salita de estar personal, junto con unos suyo, de un artista que desconozco. Solamente nosotras en las paredes. Creo que mi Madre inconscientemente siempre ha reivindicado en silencio el espacio que merecen las mujeres y ella empezaba por su casa.

Además, la joven quiso bromear al final y añadió: "Tampoco habría pasado nada por dejar un huequito a Julio y a Enrique porque estos cuadros son de metro y medio".

Tamara, siempre fiel defensora de sus ideales, ha querido ilustrar de esta forma tan natural la figura de la mujer. Ella, siempre en el ojo de la prensa, ha tenido que ver cómo su cambio de peso ha sido motivo de decenas de artículos, no siempre agradables de leer o escuchar. "Puede que, por tener el apellido Preysler, te exijan más físicamente, pero a mi eso me da exactamente igual. No voy a hacer las cosas por lo que pienses otros", reivindicaba en la revista ¡HOLA!.  

Más sobre

Regístrate para comentar