2015, el año más difícil de las Kardashian-Jenner

Entre separaciones y complicaciones de salud, la familia no ha tenido un buen año

Para el clan de las Kardashian- Jenner el 2015 ha sido un año complicado. Entre enfermedades, polémicas y separaciones, se mantuvieron en el ‘ojo del huracán’. La familia más controversial de Estados Unidos vive un agitado cierre de año, pues hace unas horas se dio a conocer la noticia de que Rob Kardashian, el menos mediático de los hermanos de la famosa familia, fue hospitalizado de emergencia tras presentar algunos malestares.

Las Kardashians Tiempos felices: Rob, Lamar, Kris, Khloé, Kendall, Kylie, Kim, Bruce y Kourtney. Foto: Getty Images

Al examinarlo, los médicos lo diagnosticaron con diabetes, enfermedad de la que él tenía completo desconocimiento. Durante los últimos años, el joven de 28 años ha enfrentado problemas de depresión y sobrepeso.

Rob Kardashian El joven apareció en algunos episodios de Kepping Up With the Kardashians, pero ahora evita hacer apariciones públicas. Foto: Getty Images

Para Khloé, la menor de las Kardashian, también fue un año muy rudo. En octubre pasado, su aún esposo, el jugador de baloncesto, Lamar Odom fue hallado inconsciente en Las Vegas. El estado de Lamar era tan delicado que ella decidió detener su proceso de divorcio. Desde entonces, ha demostrado un gran compromiso con la recuperación de la ex estrella de los Lakers.

Sin embargo, eso no significa que entre ellos vaya a resurgir su relación, simplemente ella desea apoyarlo. Actualmente, el ex jugador de la NBA continúa con su recuperación en el hospital Cedars Sinai, en Los Ángeles.

Lamar y Khloe Tras seis años de matrimonio, la pareja decidió separarse, pero ahora los trámites se han detenido. Foto: Getty Images

En tanto, Kim Kardashian anunció en mayo pasado la feliz noticia de su segundo embarazo, pero el proceso fue más difícil y complicado de lo que ella esperaba. La socialité fue diagnosticada con placenta ácreta y por su condición sería necesario hacerle una cesárea. Pero unos días antes del parto, se sometió a un tratamiento para reacomodar el bebé dentro de su útero. Kim aseguró que ese procedimiento había sido más doloroso que un parto.

Por fortuna, todo salió bien y el pasado 5 de diciembre nació Saint West, quien ha colmado de dicha y felicidad a sus famosos papás y a su hermana mayor North West. Mientras Kim disfruta del nuevo integrante de su familia, su hermana mayor, Kourtney no la ha pasado nada bien.

En julio pasado anunció su separación definitiva del modelo Scott Disick. La pareja se conoció en 2006 y desde entonces habían mantenido una relación intermitente. Se dice que uno de los motivos principales de su separación son los problemas de adicciones que él tiene.

Kourtney En uno de los últimos episodios del reality show de las Kardashian, Scott les pide perdón por haberles hecho tanto daño por sus adicciones. Foto: Getty Images

A pesar de que entró a un programa de rehabilitación, Disick no ha logrado del todo superar sus problemas con la bebida. Kardashian y Disick son padres de tres hijos, Mason Dash, de cinco años, Penelope Scotland, de tres, y Reign Aston, de seis meses.

Parece que las Jenner se salvaron de la mala racha que sus hermanas mayores enfrentan. Para ambas fue un gran año, pues Kendall debutó como angelito de la firma de Victoria’s Secret y Kylie está súper enamorada del rapero Tyga.

Más sobre

Regístrate para comentar